5 artículos

Aparato urinario (ser humano)

El aparato o sistema urinario (también llamado sistema excretor) es el conjunto de órganos encargados de elaborar la orina y expulsarla al interior. De lo primero se encargan los riñones; de lo segundo, un conjunto de conductos y receptáculos denominados uréteres, vejiga y uretra. En ocasiones también se denomina genitourinario, ya que comparte algunos órganos con el genital y ambos se desarrollan a partir de estructuras comunes en el feto. El aparato urinario se encarga de elaborar la orina. Gracias a ella se eliminan productos de desecho procedentes del metabolismo del nitrógeno, principalmente urea y, en mucha menor medida, ácido úrico y creatinina; también se elimina el exceso de sales minerales y de agua del organismo y otras sustancias procedentes de reacciones vitales. Asimismo, muchos fármacos son excretados a través de la orina. Los riñones son dos órganos (derecho e izquierdo) que se localizan en la zona media del abdomen y cuya función es imprescindible para el...

Ciclo de la urea

En los vertebrados superiores, incluido el ser humano, durante los procesos de metabolismo de las proteínas y de sus componentes básicos, los aminoácidos, se genera amoniaco y dióxido de carbono. Estos se comportan como elementos tóxicos y deben ser eliminados. Algunos seres acuáticos excretan amoniaco directamente (amonotélicos), sin embargo otros lo transforman en moléculas menos tóxicas, como las aves y los reptiles, que lo convierten en ácido úrico y así lo eliminan (uricotélicos). Los mamíferos lo convierten en urea y lo eliminan a través de la orina principalmente (urotélicos). Este proceso tiene lugar dentro de las mitocondrias (organelas citoplasmáticas) de las células hepáticas. Debido a la degradación de las proteínas se produce amoniaco en el interior de las mitocondrias. Este se une con el bicarbonato (procedente de la respiración celular) y se convierte en carbamil-fosfato. La enzima que regula este proceso recibe el nombre de carbamil-fosfato sintetasa I. En la...

Orina

La orina es un líquido de color ambarino y olor característico, que se fabrica en los riñones y se elimina del organismo tras pasar por las vías urinarias. Puede considerarse como un filtrado del plasma(que es la parte líquida de la sangre) en el que quedan todas las sustancias sobrantes o de desecho que no sirven al organismo o que, en caso de acumularse, podrían resultar tóxicas. El principal componente de la orina es el agua, pero contiene además otras sustancias que se deben eliminar del organismo, como sales minerales (sodio, potasio, calcio, cloro) y sustancias orgánicas sobrantes (urea, ácido úrico, creatinina, vitamina C, etc.). La producción y eliminación de la orina es fundamental para el correcto funcionamiento de todos los sistemas orgánicos. La producción de la orina es constante, aunque no así su eliminación, ya que se va almacenando en la vejiga urinaria. El proceso de producción de la orina es complejo y está a cargo de unas estructuras microscópicas situadas en...

Riñones

Los riñones son los órganos encargados de filtrar y depurar la sangre de los productos de desecho que los procesos metabólicos vierten en ella. Son propios de los vertebrados, en los que adoptan diferentes formas y ubicaciones. En el ser humano el riñón es un órgano par formado por dos estructuras fabiformes situadas bajo los músculos de la espalda por encima de la cintura. Lo habitual es que el riñón derecho se sitúe algo por debajo del izquierdo. Sus principales funciones son la excreción de toxinas de la sangre a través de la orina, el ajuste de las concentraciones de múltiples compuestos químicos, el mantenimiento del equilibrio hídrico del cuerpo y la regulación de la presión arterial por medio de la secreción de renina. Desde el punto de vista anatómico cada riñón consta de una corteza externa de color púrpura, una médula o porción interna, integrada a su vez por pirámides, que son divisiones triangulares presentes en ella; las papilas, finales estrechados de cada pirámide,...

Urea

La urea es el principal producto de degradación y eliminación del nitrógeno procedente del metabolismo de las proteínas de los mamíferos y también de la degradación de las células del organismo. La estructura química de la urea está formada por dos grupos aminos unido a un grupo carboxilo (está constituida por dos átomos de nitrógeno, cuatro átomos de hidrógeno, un átomo de carbono y un átomo de oxígeno). Se forma en las células hepáticas después de unas complejas reacciones químicas controladas por distintas enzimas. Durante su síntesis se consume energía. La urea es mucho menos tóxica para el organismo que el amoniaco. Una vez ha sido sintetizada en los hepatocitos difunde hasta la sangre. Durante el proceso de filtración renal es eliminada en grandes cantidades a través de la orina. Se encuentra en concentraciones bajas en el hígado, en la linfa o en la sangre. Su acumulación en sangre por encima de las concentraciones normales puede ser un signo de disfunción renal (con dietas...