9 artículos

Faringe (ser humano)

Órgano de los vertebrados, de tejido membranoso y muscular, que forma parte de los sistemas respiratorio y digestivo. En el primero, forma parte de las vías respiratorias altas y comunica la cavidad nasal con la laringe; en el segundo, comunica la boca con la tráquea y el esófago. La epiglotis permite que el aire y los alimentos sean conducidos por los conductos correctos. En el sistema respiratorio, la cavidad nasal se continúa con la faringe. Ésta se divide en tres partes: nasofaringe, orofaringe y laringofaringe. La parte superior o nasofaringe se comunica con los oídos y en su región posterior se encuentra un órgano linfático denominado amígdala faríngea (adenoides), que si aumenta de tamaño puede dificultar la respiración nasal o alterar las características de la voz. La orofaringe a su vez se comunica con la boca. El paladar blando separa ambas partes de la faringe. La laringofaringe es donde se cruzan las vías aéreas y digestivas. Aquí, y gracias a la epiglotis −una...

La respiración

La respiración es el proceso por el cual el organismo capta oxígeno y elimina dióxido de carbono. Es un proceso automático y rítmico, controlado por una red de estructuras nerviosas localizadas en el cerebro. El ritmo respiratorio puede modificarse en función de las necesidades del organismo y de las características del medio ambiente. En el proceso respiratorio es fundamental la participación de distintos sistemas orgánicos: a través de los componentes del tracto respiratorio se recorre el camino necesario para que el oxígeno entre en el organismo y el dióxido de carbono pueda eliminarse. El sistema circulatorio se relaciona de una manera muy estrecha con el sistema respiratorio, ya que una vez tomado el oxígeno éste debe incorporarse a la sangre para que pueda ser conducido a todas las células del organismo. Del mismo modo la sangre irá recogiendo el dióxido de carbono procedente del metabolismo celular y lo entregará a los alveolos pulmonares para que éstos inicien su...

Laringe (ser humano)

Parte anterior de la tráquea de los vertebrados, donde se alojan las cuerdas vocales y el órgano fonador. Está comunicada con la faringe y la tráquea. La laringe es un órgano complejo que tiene dos funciones: controlar el paso del aire desde la faringe hacia los pulmones y actuar como órgano de la fonación. El sonido se produce por el paso del aire a través de la glotis y de unas finas láminas denominadas cuerdas vocales. Estas últimas pueden ejercitarse y entrenarse para mejorar y modular las características de la voz. La laringe está formada por al menos una docena de estructuras cartilaginosas, unidas por ligamentos y membranas. Algunos de estos cartílagos reciben los nombres de tiroideo, cricoideo, aritenoideo y hueso hioideo. Una parte de la laringe, concretamente el cartílago tiroideo, puede palparse a través de la piel, más fácilmente en los hombres que en las mujeres: es lo que se denomina nuez. La laringe y las cuerdas vocales pueden observarse mediante un aparato que se...

Nariz (ser humano)

Parte saliente del rostro, entre la frente y la boca, que cuenta con dos orificios para respirar y representa el órgano del olfato. Se dice también de cada uno de esos orificios. La nariz es la parte externa de una estructura interna que se llama cavidad nasal. El tabique nasal la divide en dos partes, derecha e izquierda. Éste está formado por un cartílago y por una estructura ósea. Cada una de las dos partes se abre hacia el exterior por los denominados orificios nasales. La zona más interna continúa hacia la faringe a través de unas estructuras llamadas coanas. La parte inferior de la cavidad nasal, que se conoce con el nombre de paladar, la separa de la cavidad oral. La cavidad nasal se comunica con unos conductos que proceden de un orificio situado en los párpados y que se llaman conductos nasolagrimales. Esto explica por qué cuando una persona tiene un proceso respiratorio, con frecuencia se ven afectados también los ojos, o cuando existe conjuntivitis (infección ocular) es...

Pulmón (ser humano)

Los pulmones son los principales órganos del sistema respiratorio de los vertebrados que toman oxígeno del aire. De naturaleza esponjosa y blanda, están ubicados en la cavidad torácica. Cada uno de los pulmones consta de millones de alvéolos que oxigenan la sangre venosa. El ser humano cuenta con dos pulmones, los cuales ocupan casi la totalidad del tórax. El espacio entre ambos lo ocupa el corazón, los grandes vasos (la arteria aorta y la vena cava), la tráquea con las dos ramas bronquiales, el esófago y una glándula denominada timo. El pulmón derecho es más grande que el izquierdo (56% frente a 44%). Se divide en tres lóbulos: superior, medio e inferior. El pulmón izquierdo (más pequeño debido a la presencia del corazón desplazado ligeramente a la izquierda) tiene solamente dos lóbulos. Los dos pulmones se apoyan en un músculo que sirve de separación entre el tórax y el abdomen y que se llama diafragma. Una parte muy importante de los pulmones la constituye el hilio. Es la zona...

Respiración (ser humano)

La respiración es el proceso por el cual el organismo capta oxígeno y elimina dióxido de carbono. Es un proceso automático y rítmico, controlado por una red de estructuras nerviosas localizadas en el cerebro. El ritmo respiratorio puede modificarse en función de las necesidades del organismo y de las características del medio ambiente. En el proceso respiratorio es fundamental la participación de distintos sistemas orgánicos: a través de los componentes del tracto respiratorio se recorre el camino necesario para que el oxígeno entre en el organismo y el dióxido de carbono pueda eliminarse. El sistema circulatorio se relaciona de una manera muy estrecha con el sistema respiratorio, ya que una vez tomado el oxígeno éste debe incorporarse a la sangre para que pueda ser conducido a todas las células del organismo. Del mismo modo la sangre irá recogiendo el dióxido de carbono procedente del metabolismo celular y lo entregará a los alveolos pulmonares para que éstos inicien su...

Sistema respiratorio (ser humano)

Conjunto de órganos que permite el intercambio gaseoso (captación de oxígeno y eliminación de dióxido de carbono), función fundamental para la vida. El sistema respiratorio está formado por un sistema de conductos que permiten que de modo regular entre y salga aire atmosférico desde el exterior hasta los pulmones. Estas vías respiratorias se dividen en una zona superior y una zona inferior (separadas por una zona intermedia entre el sistema respiratorio y el aparato digestivo y que permite que el aire pase hacia los pulmones y el alimento hacia el esófago). Las vías respiratorias altas están compuestas por la nariz y la faringe. Las vías respiratorias bajas están constituidas por la laringe, la tráquea y los pulmones. El órgano clave del sistema respiratorio, el lugar donde se produce el intercambio gaseoso, es el pulmón. Se encuentra localizado en el tórax, protegido por huesos (costillas y vértebras) y músculos (intercostales). Este órgano permite el aporte continuo de oxígeno...

Tráquea y bronquios principales (ser humano)

Estructura perteneciente al aparato respiratorio de los reptiles, las aves y los mamíferos que va de la laringe a los bronquios, cada una de las dos ramificaciones cartilaginosas primarias que parten de la tráquea y dirigen el flujo aéreo a los pulmones. A continuación de la laringe se encuentra la tráquea. Es un tubo de aproximadamente 10 a 12 cm de longitud y 2 cm de diámetro. Está formada por entre 16 y 20 anillos cartilaginosos incompletos (el cartílago tiene forma de herradura, con la parte abierta localizada en la región posterior). La zona donde no existe cartílago está constituida por tejido fibroso que permite cierta elasticidad. La parte interna está tapizada por un tejido que contiene glándulas productoras de moco. Hacia su parte final la tráquea se divide en dos ramas (aquí tiene forma de Y invertida), que se denominan bronquios principales: uno se dirige al pulmón derecho y otro al pulmón izquierdo. El bronquio derecho es más ancho, más vertical y más corto que el...

Voz

La voz es el sonido que se emite por la boca y es producido por los órganos de la fonación. La voz humana se genera al pasar el aire espirado que procede de los pulmones a través de la laringe. En este órgano induce una vibración de las cuerdas vocales y pasa a la faringe, que actúa a modo de caja de resonancia, y a la cavidad oral. Aquí son la posición de la lengua, la mayor o menor abertura de la boca y los movimientos de los músculos faciales los que determinan la articulación de los diferentes sonidos. La intensidad de la voz está en relación directa con la presión con la que el aire es expelido por los pulmones. Además de su acepción fisiológica, el término “voz”, también se asocia a otros contextos como el musical, dentro del cual define un sonido o tono particular de los cantantes, y también de los instrumentos. Según su intensidad y su tesitura se distinguen, de más grave a más agudo, voces de bajo, barítono, tenor y contratenor, para los varones, y contralto, mezzosoprano...