12 artículos

Determinación del sexo

La determinación del sexo de los organismos generados en un ciclo biológico reproductivo puede depender de diversos factores, de naturaleza fundamentalmente cromosómica, génica o ambiental. En el mundo animal se diferencian diversos sistemas de determinación cromosómica del sexo. Así, por ejemplo, en el sistema XX/XY los organismos de distinto sexo poseen un una dotación cromosómica igual, sólo diferenciada por la presencia de un par de cromosomas que, a pesar de no se iguales, se consideran homólogos debido a que se aparean durante la meiosis: son los llamados cromosomas sexuales. En el ser humano, la dotación es de 23 parejas de cromosomas, con 22 iguales y uno distinto con un cromosoma X, más grande, y uno Y, menor. Las mujeres poseen en sus células sexuales dos cromosomas X y los hombres uno X y uno Y, por lo que se considera que es el varón quien aporta el sexo del organismo generado. Otro sistema de determinación cromosómica en es el XX/X0, propio de algunos grupos de...

Embarazo

Proceso de formación de un nuevo ser humano dentro del útero materno; se llama también gestación. Se detecta normalmente por la ausencia de la menstruación y comienza cuando el espermatozoide de un varón fecunda el óvulo de una mujer y este óvulo fecundado se implanta en la pared uterina hacia aproximadamente el séptimo día tras la fecundación. A partir de ese momento la nueva célula o cigoto, que contiene toda la información genética del nuevo ser, comienza un proceso de división, multiplicación y especialización que dará lugar al producto de la concepción, denominado embrión hasta la novena semana de gestación y feto desde entonces hasta el momento del nacimiento. El proceso gestacional completo dura una media de 280 días (equivalente a diez meses lunares). Su interrupción, espontánea o voluntaria, se denomina aborto. En el proceso completo pueden distinguirse tres etapas bien diferenciadas y que corresponden a otros tantos trimestres. Corresponde a la fase de gestación...

Menopausia

Es el momento en la vida de la mujer en el que concluye la función reproductora de los ovarios y con ello su período de fertilidad. La menopausia (también llamada climaterio femenino) coincide con la última menstruación y da lugar a todo un conjunto de importantes variaciones físicas y psíquicas en la mujer. La menopausia sucede más o menos a partir de los cincuenta años de edad, aunque a veces se produce antes o después. No existe una clara relación entre la menarquia (aparición de la primera regla) y la menopausia. Es decir, el hecho de que la primera se produzca de forma tardía no significa que la segunda vaya a tener lugar antes. Tiene lugar cuando los ovarios dejan de funcionar debido a la desaparición de los folículos, que son las estructuras celulares encargadas de producir los óvulos. Es decir, el ovario pierde su función y, con él, la pierde todo el aparato reproductor. Los primeros síntomas comienzan a registrarse durante la fase premenopáusica, por ejemplo, la...

Menstruación

Proceso fisiológico natural en el que se expulsa el endometrio, es decir, el recubrimiento de las paredes interiores del útero. Tiene lugar más o menos cada 28 días, aunque ese plazo puede variar considerablemente de unas mujeres a otras (en algunos casos más de 34 días). La menarquia o primera menstruación marca el inicio de la edad fértil de una mujer, de la misma manera que la última regla determina la llegada de la menopausia. La manifestación más evidente de la menstruación es un sangrado que aparece por vía vaginal. Esta hemorragia tiene una duración variable. A veces, es un pequeño flujo, como una supuración, mientras que otras es una hemorragia abundante que se produce cada cierto tiempo. Esto no significa que exista peligro de desangrarse. En primer lugar, la menstruación no consiste sólo en sangre, también se expulsan grandes cantidades de sustancias mucosas y de membranas celulares. Por otra parte, el volumen total de materia expulsada rara vez supera los 50 g, y la...

Parto

Proceso por el cual tiene lugar la expulsión del feto fuera del útero materno. Cuando se produce una vez completado el desarrollo fetal, al final del embarazo, se denomina parto a término. Si tiene lugar en fases previas, el parto se llama prematuro. El parto es un proceso natural que, en condiciones normales, no debe plantear problemas de salud para la madre ni para el hijo ni tendría por qué requerir atención especializada. Sin embargo, dado que pueden presentarse complicaciones que pongan en riesgo la vida de ambos, actualmente lo habitual en los países desarrollados es que tenga lugar bajo vigilancia médica y en condiciones de asepsia. Las primeras señales de que el parto está empezando pueden ser poco claras para la madre (molestias intestinales, malestar, nerviosismo...); sin embargo, existen señales inequívocas del comienzo del proceso: la expulsión por la vagina de un tapón de mucosa y, sobre todo, la presencia de contracciones uterinas intermitentes, de intensidad...

Placenta

La placenta en un órgano redondeado, blando y de contextura esponjosa, situado en el interior del útero durante la gestación, a lo largo de la cual va aumentando su tamaño en paralelo al del feto. A través de ella tiene lugar el intercambio de fluidos entre la madre y el feto y, en consecuencia, el paso de nutrientes a éste. Además, desempeña una función endocrina, de producción de hormonas tales como estrógenos, gonadotropina y progesterona, que fuera del embarazo son producidas por la hipófisis y los ovarios. Se desarrolla a partir del tercer mes de embarazo desde la membrana coriónica del embrión y la membrana decidua basal del útero, y suele implantarse en sus caras anterior o posterior, o bien en la superior derecha. Desde la placenta hasta el ombligo del feto se extiende el cordón umbilical que conduce los nutrientes hasta él. La parte interna o fetal de la placenta está cubierta por el corion embrionario y por otra membrana, el amnios, mientras que la parte externa, la...

Reproducción (ser humano)

La reproducción es el proceso por el cual los organismos son capaces de crear individuos similares a sí mismos. En algunos seres vivos el proceso de reproducción es asexual, lo que significa que el organismo es capaz de reproducirse él solo. Los seres superiores, y entre ellos las personas, tienen una reproducción que se denomina sexual. Esto implica la necesidad de gametos o células sexuales masculinas (espermatozoides) y femeninas (óvulos), que al unirse darán lugar a un nuevo ser. Los órganos, glándulas y el resto de estructuras que permiten que un individuo se reproduzca forman lo que se conoce con el nombre de aparato o sistema reproductor, el cual es diferente en hombres y mujeres. Los organismos pueden elaborar copias similares a ellos mismos porque toda la información necesaria para ello se encuentra codificada en los genes. Éstos son las unidades básicas de las células sexuales que transmiten las características propias de la especie a la siguiente generación. Los genes...

Sexualidad

En su acepción puramente biológica, la sexualidad es el conjunto de caracteres internos y externos propios de cada sexo y de los mecanismos y las reacciones tendentes a la reproducción. En el ser humano, sin embargo, abarca también a toda su forma de ser y de relacionarse consigo mismo y con los demás, e integra dimensiones muy diversas que van desde la psicológica hasta la cultural y religiosa. Desde el punto de vista psicológico, por ejemplo, la sexualidad se asocia en los primeros años de vida con la búsqueda de placer, en sentido general y no sólo genital, y muchos expertos piensan que la forma de vivir las sensaciones y emociones relacionadas con "lo placentero" y con la satisfacción o la frustración de los placeres básicos de esta etapa de la vida ejercen una influencia trascendental en la personalidad de cada individuo. Además, desde la más temprana infancia los niños perciben que el mundo se divide en hombres y mujeres y todo lo relacionado con ello despierta su más vivo...

Sexualidad y reproducción

La reproducción es el proceso por el cual los organismos son capaces de crear individuos similares a sí mismos. En algunos seres vivos el proceso de reproducción es asexual, lo que significa que el organismo es capaz de reproducirse él solo. Los seres superiores, y entre ellos las personas, tienen una reproducción que se denomina sexual. Esto implica la necesidad de gametos o células sexuales masculinas (espermatozoides) y femeninas (óvulos), que al unirse darán lugar a un nuevo ser. Los órganos, glándulas y el resto de estructuras que permiten que un individuo se reproduzca forman lo que se conoce con el nombre de aparato o sistema reproductor. Los organismos pueden elaborar copias similares a ellos mismos porque toda la información necesaria para ello se encuentra codificada en los genes. Éstos son las unidades básicas de las células sexuales que transmiten las características propias de la especie a la siguiente generación. Los genes están formados por ácido desoxirribonucleico...

Sistema reproductor femenino

El aparato reproductor femenino es el que capacita a la mujer para mantener relaciones sexuales y recibir los espermatozoides masculinos. Es casi totalmente interno. Las glándulas sexuales o gónadas femeninas se denominan ovarios. En ellos se producen tanto los óvulos (gametos o células germinales femeninas) como las hormonas sexuales de la mujer (estrógenos y progesterona). De la proximidad de los ovarios parten unos conductos, las trompas de Falopio, destinados a conducir al óvulo hasta el útero. Éste se comunica con la vagina, que se abre al exterior a través de lo que se conoce en conjunto como vulva y que representa los genitales externos de la mujer. Los genitales externos femeninos comprenden aquellas estructuras localizadas alrededor de la entrada de la vagina. Están compuestos por el monte púbico, los labios mayores y menores de la vulva y el clítoris. El monte púbico es una elevación redondeada, formada por tejido graso rodeado de piel y que se encuentra justo delante...

Sistema reproductor masculino

El aparato reproductor masculino es el que capacita al hombre para mantener relaciones sexuales y fecundar los óvulos femeninos. Sus órganos básicos son los testículos, también llamados gónadas, donde se producen los espermatozoides y la testosterona, una hormona importante en la reproducción y que también regula otros procesos del organismo. Los demás órganos que lo componen son el pene, la próstata, las vesículas seminales y las glándulas bulbouretrales. De los testículos parten unos conductillos, el epidídimo y los conductos eyaculadores, cuya función es permitir que los espermatozoides completen su desarrollo y conducirlos hacia el exterior. La salida de los espermatozoides se llama eyaculación y se realiza junto a secreciones producidas por la próstata y otras glándulas del sistema a través de la uretra del pene. Las secreciones que forman parte del líquido seminal o semen son fundamentales para que el espermatozoide pueda alcanzar su objetivo de llegar a entrar en contacto...

Órganos sexuales

Los órganos sexuales o reproductores son las estructuras anatómicas especializadas en la producción de los gametos, las llamadas gónadas, y toda una serie de órganos externos o genitales, conductos y glándulas que, en su conjunto, diferencian los machos de las hembras. En anatomía humana, el aparato reproductor femenino incluye como órganos esenciales o gónadas los dos ovarios, que producen las células sexuales femeninas u óvulos. Por su parte los genitales externos de la mujer están constituidos por la vulva, mientras que los conductos reproductores incluyen las trompas de Falopio u oviductos, que comunican los ovarios y el útero (órgano musculado que participa en la menstruación, el embarazo y el parto) y la vagina, que se abre al exterior y en la que penetra el esperma para unirse con un óvulo. También es el canal que atraviesa el feto en el alumbramiento. Las glándulas sexuales accesorias, o de soporte, son las mamas, situadas sobre los músculos pectorales y especializadas en...