Eritrocito

    Tipo de célula sanguínea también llamada hematíe o glóbulo rojo que se encarga del transporte de oxígeno y dióxido de carbono por el cuerpo. Es la célula más numerosa y supone aproximadamente el 40% del volumen total de la sangre. Un individuo adulto sano tiene aproximadamente de cuatro a seis millones de eritrocitos por mililitro de sangre.

    La función principal de los glóbulos rojos es el transporte de oxígeno y de dióxido de carbono. En los hematíes se encuentra la hemoglobina, una sustancia que atrapa el oxígeno cuando la sangre pasa por los pulmones. A partir de ahí la circulación de la sangre facilita que la hemoglobina libere el oxígeno en los distintos tejidos. Al mismo tiempo los tejidos ceden dióxido de carbono que también se une a la hemoglobina. En estas condiciones es devuelta de nuevo a los pulmones donde se vuelve a producir el intercambio gaseoso.

    Cuando no existe suficiente número de hematíes, por ejemplo, debido a mala alimentación, grandes pérdidas de sangre, procesos hereditarios, infecciones, etc., la falta de eritrocitos provoca un inadecuado aporte de oxígeno a las células del organismo. Esta anomalía se denomina anemia y puede ocasionar fatiga y otros síntomas debidos al mal funcionamiento de los órganos. El caso contrario ocurre cuando la presencia de glóbulos rojos es excesiva. En tal caso la sangre se espesa, lo que dificulta su circulación, favorece la formación de coágulos y aumenta el riesgo de sufrir infartos.