20 artículos

Empleo de la letra b

En la lengua española se escriben con la letra b:. Los verbos cuyo infinitivo acaba en -buir. Por ejemplo, contribuir. Los verbos cuyo infinitivo termina en -bir, salvo hervir, servir y vivir, y sus compuestos, como sobrevivir. Por ejemplo, escribir. Las formas verbales acabadas en -aba, -abas, -ábamos, -abais y -aban, correspondientes al pretérito imperfecto de indicativo de los verbos de la primera conjugación. Por ejemplo, amaba. Las formas verbales del pretérito imperfecto de indicativo del verbo ir: iba, ibas, íbamos, ibais, iban. Los verbos beber, caber, deber, haber y saber, y todas sus formas verbales que contengan el fonema /b/. Las palabras en las que el fonema /b/ preceda a otra consonante, a excepción de ovni. Por ejemplo, blusa, sobre, observar, abdicar, subterráneo. Vocablos como substancia se emplean ya sin la b: sustancia. Las palabras en las que el fonema /b/ está al final de las mismas. Por ejemplo, nabab. Las palabras que empiezan por bu-, bur- y bus-, a...

Empleo de la letra c

En la lengua española la letra c representa dos fonemas distintos: oclusivo velar sordo y fricativo interdental sordo. El primero se halla en posición final de sílaba o palabra; ante las vocales a, o, u; y ante consonante. Por ejemplo, pacto, cama, cosa, cuna, recto, clima. El segundo está presente ante las vocales e, i. Por ejemplo, pecera, cielo. Como la letra z, en caso de seseo representa al sonido correspondiente a la s. Se escriben con la letra c:. Fonema oclusivo velar sordo:. Las palabras que contienen este fonema a final de palabra. Por ejemplo, zinc, frac. Existen excepciones; por ejemplo, anorak, quark. Fonema fricativo interdental sordo:. En general, respecto a la disyuntiva entre escribir –ción y –cción, se escribe -cc- si en alguna palabra de la familia léxica aparece el grupo consonántico -ct-. Por ejemplo, ficción (ficticio), predilección (predilecto). Sin embargo, existen palabras que se escriben con -cc-, es decir, -cción, aunque en su familia léxica no...

Empleo de la letra g

En la lengua española la letra g representa a dos fonemas distintos: velar sonoro, ante consonante y ante las vocales a, o, u; y velar sordo, ante las vocales e, i. Este último fonema también es representado por la letra j. En general, se escriben con la letra g:. Fonema velar sonoro:. Las palabras en las que este fonema precede a una consonante, perteneciente o no a la misma sílaba. Por ejemplo, repugnante, agradable, glotón. Fonema velar sordo:. Todas las formas verbales que contengan este fonema de los verbos cuyo infinitivo termina en -ger, -gir, -igerar, a excepción de tejer, crujir y sus derivados.Por ejemplo, proteges, afligido, aligeramos. Las palabras que empiezan por geo-, prefijo que significa `tierra´. Por ejemplo, geografía, geometría. Las palabras que comienzan por gest-. Por ejemplo, gestar. En general, las palabras terminadas en -gente y -gencia. Por ejemplo, diligente, negligencia. Las palabras finalizadas en -gélico, -genario, -géneo, -génico, -genio,...

Empleo de la letra h

En la lengua española se escriben con la letra h:. Todas las formas verbales de los verbos haber, habitar, hablar, hacer y hallar. Por ejemplo, hay, habitaron, hablaremos, hice, halló. Así, se distinguen palabras homófonas. Por ejemplo, hecho (verbo hacer) y echo (verbo echar); ha (verbo hacer) y a (preposición); aya (sustantivo), y haya (verbo haber) y halla (verbo hallar). En general, las palabras que comienzan por herm-, hern-, histo-, hog-, holg-, horm-, hosp- y hum-. Por ejemplo, hermético, hernia, historiográfico, hogareño, holgura, hormiguero, hospitalario, humedal. Las palabras que empiezan por los prefijos de origen griego hecto- (significa `cien´); helio- (`sol´); hemi- (`mitad´, `medio´); hema-, hemato- y hemo- (`sangre´); hepta- (`siete´) y hetero- (`otro´). Por ejemplo, hectolitro, heliocentrismo, hemiciclo, hematocrito, heptágono y heterogéneo. Las palabras que comienzan por los prefijos de origen griego hidra- e hidro- (significa `agua´), higro- (`humedad´),...

Empleo de la letra j

En la lengua española la letra j representa el fonema fricativo velar sordo, ante vocal o en final de palabra. Por ejemplo, jamón, jersey, jirafa, jota, julio, reloj. En general, se escriben con la letra j:. Las formas verbales del pretérito perfecto simple de indicativo y del pretérito imperfecto y el futuro imperfecto de subjuntivo de los verbos cuyo infinitivo termina en -ducir. Por ejemplo, conduje, condujerais, condujeses, condujere. Las formas verbales del pretérito perfecto simple de indicativo y del pretérito imperfecto y el futuro imperfecto de subjuntivo de verbos decir, traer y sus derivados. Por ejemplo, trajo, trajera, dijésemos, dijeres. Las formas verbales de los verbos cuyo infinitivo finaliza en -jar. Por ejemplo, rebajamos, trabajara. Las formas verbales de los verbos cuyo infinitivo acaba en –jer, -jir, como tejer y crujir. Por ejemplo, tejemos, crujió. Las formas verbales de los verbos cuyo infinitivo termina en -jear, excepto aspergear. Por ejemplo,...

Empleo de la letra k

En la lengua española la letra k representa el fonema oclusivo velar sordo, presente, por ejemplo, en kilómetro. Se escriben con la letra k las palabras procedentes de otros idiomas en las que se ha procurado respetar la ortografía originaria. Por ejemplo, kiwi, kurdo. Muchos de estos vocablos se pueden escribir también con qu o c. Por ejemplo, curdo.

Empleo de la letra m

En la lengua española se escribe con la letra m:. Antes de las consonantes b y p. Por ejemplo, ámbar, empresa. En cambio, se escribe n antes de v. Por ejemplo, envejecer, invitación. El final de palabra, en algunos latinismos y extranjerismos. Por ejemplo, álbum. A comienzo de palabra, si está seguida por la n. Por ejemplo, mnemotecnia. Estas palabras también pueden escribirse sin la m inicial. Por ejemplo, nemotecnia.

Empleo de la letra q

En la lengua española la letra q representa el fonema oclusivo velar sordo, agrupada con la letra u (que no se pronuncia). Por ejemplo, quinqué. Se escribe con qu:. Antes de las vocales e, i. Por ejemplo, esquí, queso. En consecuencia, también se escriben con q algunas formas verbales del pretérito perfecto simple y del presente de subjuntivo de numerosos verbos cuyo infinitivo termina en la sílaba -car. Por ejemplo, fabriqué (de fabricar), aparquemos (de aparcar). Ante las vocales a, o, en locuciones y palabras latinas, y en algunos términos científicos. En este caso, también representa el fonema oclusivo velar sordo y la letra u sí se pronuncia. Por ejemplo, quórum.

Empleo de la letra r

En la lengua española la letra r representa dos fonemas diferentes: vibrante simple y vibrante múltiple. El primero está presente en final de sílaba, en posición intervocálica y en los grupos consonánticos br, cr, dr, fr, gr, kr, pr y tr; mientras que el segundo se halla después de una consonante perteneciente a otra sílaba y en posición inicial de palabra. En la lengua española se escriben con la letra r:. Fonema vibrante simple:. Las palabras que contienen este fonema en posición intervocálica. Por ejemplo, pera, caridad. Las palabras que contienen este fonema después de las consonantes b, c, d, f, g, k, p y t. Por ejemplo, bruma, crema, drama, francés, grumo, Krausismo, pradera, trama. Las palabras que contienen el fonema vibrante en final de sílaba. Por ejemplo, parlamento, arpa, temor. Fonema vibrante múltiple:. Las palabras que contienen este fonema después de cualquier consonante perteneciente a otra sílaba. Por ejemplo, deshonra, alrededor. En el caso de los prefijos...

Empleo de la letra v

En la lengua española se escriben con la letra v:. Las formas verbales del pretérito perfecto simple de indicativo, y el pretérito imperfecto y el futuro imperfecto de subjuntivo de los verbos andar, estar, tener y sus compuestos. Por ejemplo, anduve, estuviéramos, tuviesen, mantuviere. Los verbos cuyo infinitivo acaba en -olver. Por ejemplo, volver, absolver. Las formas verbales del presente de indicativo, de subjuntivo y de imperativo del verbo ir. Por ejemplo, vas, vayamos, ve. Las palabras que comienzan por eva-, eve-, evi- y evo-, a excepción de algunos vocablos, como ébano y sus derivados. Por ejemplo, evasión, evento, evitar, evolucionar. Las palabras que comienzan por los prefijos que significan`en lugar de´ vice-, viz- y vi-. Por ejemplo, vicedecano, vizconde, virrey. Las palabras llanas terminadas en –viro, -vira. Por ejemplo, Elvira. Las palabras esdrújulas acabadas en –ívoro, -ívora, a excepción de víbora. Por ejemplo, herbívoro, carnívora. Los adjetivos llanos...

Empleo de la letra x

En la lengua española se escriben con la letra x:. Las palabras que comienzan por los prefijos ex- (significa `más allá´, `fuera´) y extra- (`fuera de´). Por ejemplo, expropiar, extraordinario. En general, las palabras que empiezan por la sílaba ex- seguida del grupo consonántico -pl-, a excepción de esplendor y sus vocablos derivados, espliego y esplenio, entre otras. Por ejemplo, explicación, explayarse, explorador. Las palabras que comienzan por la sílaba ex- seguida del grupo consonántico –pr-. Por ejemplo, expresión, exprimidor. Las palabras que empiezan por los prefijos xeno- (significa `extranjero´), xero- (`árido´, `seco´) y xilo- (`madera´). Por ejemplo, xenofobia, xerófilo, xilografía.

Empleo de la letra y

En la lengua española la letra y representa el fonema vocálico i –por ejemplo, muy– y el fonema consonántico palatal sonoro –por ejemplo, aya–. El empleo del dígrafo ll o de la letra y permite distinguir palabras –homófonas–. Por ejemplo, cayado (`bastón´) y callado (verbo callar). Se escriben con la letra y:. Fonema vocálico i:. Las palabras terminadas en este fonema precedido de otra vocal con la que forma un diptongo o de otras dos con las que compone un triptongo. Por ejemplo, soy, estoy, ley, rey, buey, muy. Sin embargo, existen excepciones, como bonsái, saharaui. La conjunción coordinada copulativa y. Por ejemplo, Ana y David. Cuando la siguiente palabra comienza por el fonema vocálico i, la conjunción y se convierte en e, excepto cuando dicho fonema forma parte de un diptongo. Por ejemplo, monasterios e iglesias, padre e hija. Sin embargo, agua y hielo. Fonema consonántico palatal sonoro:. El número plural de las palabras terminadas en y en singular. Por ejemplo,...

Empleo de la letra z

En la lengua española la letra z representa el fonema fricativo interdental sordo, aunque también el sonido correspondiente a la letra s (en caso de seseo). Se escribe la letra z:. Ante las vocales a, o, u. Por ejemplo, zapato, zorro, zumo. En posición final de sílaba. Por ejemplo, diezmo. En posición final de palabra. Así, se escriben con la letra z las palabras cuyo plural acaba en -ces. Por ejemplo, disfraz/disfraces, pez/peces. Aunque ante las vocales e, i, se escribe la letra c, existen excepciones. Por ejemplo, zepelín, zigzag. El presente de subjuntivo y la primera persona del singular del presente de indicativo de los verbos irregulares cuyo infinitivo termina en –acer (a excepción del verbo hacer y sus derivados), -ecer, -ocer (salvo cocer y sus derivado) y –ucir. Por ejemplo, nazco, crezcamos, conozcáis, reproduzcan.

Empleo de las letras mayúsculas

En la lengua española se escriben con letra mayúscula:. Letra inicial de:. Según la puntuación, la primera palabra de:. Un texto. Por ejemplo: Al día siguiente se fue de viaje. Después de punto. Por ejemplo: Nos vamos al concierto. Te llamaremos luego. Después de los puntos seguidos, si éstos cierran un enunciado. Por ejemplo: No sé qué hacer… De acuerdo, me lo compraré.. Después de dos puntos si se trata de la fórmula de encabezamiento de una carta o documento administrativo o jurídico, o si reproduce palabras textuales. Por ejemplo: Anton Chéjov dijo: “La originalidad de un autor estriba no sólo en su estilo, sino también en su manera de pensar”. Después del signo de interrogación o exclamación de cierre, si no se interpone coma, punto y coma o dos puntos. Por ejemplo: ¡Date prisa! Es tarde. Los nombres propios de:. Persona, animal o cosa; apellidos; denominaciones geográficas; constelaciones, planetas, estrellas o astros, considerados como tales; signos del Zodiaco;...

Empleo del dígrafo ll

En la lengua española se escriben con el dígrafo ll, representante del fonema lateral palatal, presente, por ejemplo, en la palabra calle:. Las palabras de uso general acabadas en -illa e -illo. Por ejemplo, mesilla, amarillo. La mayoría de los verbos cuyo infinitivo termina en -illar, -ullar y -ullir. Por ejemplo, ensillar, callar, bullir. El empleo del dígrafo ll o de la letra y permite distinguir palabras –homófonas–. Por ejemplo, rallar (`desmenuzar un alimento´) y rayar (`pintar una raya o línea´).

Empleo del dígrafo rr

En la lengua española se escriben con el dígrafo rr, representante del fonema vibrante múltiple presente en palabras como parra o cerro:. Las palabras que incluyen el fonema vibrante múltiple ubicado en posición intervocálica. Por ejemplo, barro, perro, correr. Las palabras compuestas en las que el segundo lexema empieza por r, de modo que, al unirse ambos, el fonema vibrante múltiple se sitúa en posición intervocálica. Por ejemplo, contrarreloj, vicerrector.

La ortografía

La primera Ortographia de la lengua castellana se publicó en 1741 por la Real Academia Española. Se trataba de un compendio de propuestas y consejos ortográficos que el pueblo aceptó y asimiló. Casi un siglo después, en 1844, se oficializaron las normas de la Academia, a partir de un Real Decreto de la reina Isabel II, llegándolas a imponer como materia en las escuelas. Con el tiempo, esta normativa fue aceptándose fuera de España y poco a poco en América se asumieron las normas ortográficas que se proponían desde las tierras ibéricas. Se universalizó así el mismo sistema normativo ortográfico para todos los hispanohablantes. El modelo ideal de ortografía sería aquel que contemplara una sola letra para cada fonema. Sin embargo, por motivos históricos, dialectales o de otra índole, esto no sucede en casi ninguna lengua, aunque el español es la que más fidelidad guarda entre grafías y fonemas. La intención de la Academia es unificar criterios básicos y elementales que aportan a la...

Problemas de ortografía

La ortografía es la rama de la gramática que establece las normas para la correcta escritura de la lengua. En el caso del español, la Real Academia Española (RAE) es la institución encargada de establecer dichas reglas: acentuación, puntuación, el uso de letras mayúsculas, abreviaturas y el empleo de diversas grafías, por ejemplo, las que se corresponden con un mismo fonema, entre otras. Su importancia radica en que permite escribir correctamente la lengua, además de posibilitar, entre otros aspectos, comprender el significado y el sentido de los textos, y distinguir palabras. Aunque generalmente no es necesario aprenderse de memoria las reglas ortográficas, es conveniente conocer los problemas más habituales para evitar una incorrecta utilización de la lengua y los equívocos que de ello resultarían. Éstas son algunas de las reglas ortográficas más importantes de la lengua española y algunas de las que mayores problemas dan:. Reglas de acentuación. Reglas de puntuación. Las...

Reglas de acentuación

En la lengua española todas las palabras se acentúan –acento prosódico–, es decir, al pronunciar, el mayor golpe de voz siempre recae sobre una de sus sílabas (sílaba tónica); las demás, son átonas. Sin embargo, no todas llevan tilde o acento ortográfico. La acentuación es importante, porque permite distinguir palabras. Por ejemplo, célebre, celebre, celebré. Palabras agudas: se acentúan en la última sílaba. Por ejemplo, latín. Palabras llanas: se acentúan en la penúltima sílaba. Por ejemplo, cárcel. Palabras esdrújulas: se acentúan en la antepenúltima sílaba. Por ejemplo, sílaba. Palabras sobreesdrújulas: se acentúan en la sílaba anterior a la antepenúltima sílaba. Por ejemplo, piénsatelo. Las palabras agudas llevan tilde si terminan en vocal, -n o -s. Las palabras llanas llevan tilde si no terminan en vocal, ni -n ni -s. Las palabras esdrújulas siempre llevan tilde. Las palabras sobreesdrújulas siempre llevan tilde. Un diptongo es la unión de dos vocales dentro de una...

Reglas de puntuación

La puntuación de los textos escritos es la reproducción de la entonación de la lengua oral. Es importante porque determina la correcta expresión de dichos mensajes, facilita su comprensión, permite su adecuada interpretación, evita la ambigüedad de los mismos y organiza los distintos elementos del discurso. En la lengua española existen distintos signos de puntuación: coma, punto, punto y coma, dos puntos, puntos suspensivos, signos de interrogación, signos de exclamación, paréntesis, corchetes, raya y comillas. Reglas generales de puntuación:. Empleo de la coma. La coma (,) expresa una pausa breve en el discurso y se emplea en los siguientes casos:. Para separar el vocativo de los demás componentes de la oración. Por ejemplo, Por favor, Javier, abre la ventana. En las enumeraciones, para separar sus elementos, salvo si forman parte del sujeto de la oración o constituyen un complemento verbal y a excepción de los precedidos por las conjunciones y, e, o, u. Por ejemplo: Me...