37 artículos

Arcaico

Segundo de los tres eones geológicos que componen la etapa de la historia de la Tierra conocida como precámbrico. Comenzó hace unos 3.800 millones de años y finalizó hace unos 2.500. A inicios de este eón el flujo térmico del planeta era casi tres veces mayor que el actual, al igual que era mucho más elevada la actividad volcánica. La mayoría de las rocas conservadas del arcaico son ígneas de tipo intrusivo y metamórficas. Los continentes no aparecieron hasta el final del eón. Durante el mismo existieron formas reducidas de los mismos, conocidas como protocontinentes, cuyo tamaño se veía limitado por la abundante actividad geológica existente en aquella etapa del planeta. Son abundantes los fósiles de cianobacterias (estromatolitos) originados en este eón. Existió vida durante todo el arcacico, si bien estuvo limitada a formas unicelulares carentes de núcleo, conocidas como procariotas. Se ignora si los organismos eucariotas, provistos de núcleo, no existieron o bien si no quedan...

Carbonífero

Quinto de los seis periodos geológicos en que se divide la era paleozoica. Comenzó hace unos 360 millones de años y finalizó hace unos 300. En los Estados Unidos se divide en los subperiodos pensilvaniense y misisipiense. A su vez, estos subperiodos se dividen en edades, en función de los diferentes registros fósiles originados en los mismos. Su nombre proviene de los grandes yacimientos de carbón originados en este periodo. Fue durante el carbonífero cuando se formó el supercontinente Pangea, resultante de la unión de Gondwana, situado en el hemisferio sur, y de Laurasia, en el hemisferio norte. Tal unión dio lugar a la formación de grandes cadenas montañosas, proceso conocido como orogenia herciniana. Ésta fue de mayor importancia que la anterior, la orogenia caledoniana, acaecida durante el silúrico, y dio lugar a las actuales cordilleras de los Urales, los Apalaches y los Andes, entre otras. El principal océano del planeta era Panthalassa. Otros menores, como el Rheic, el Ural...

Cenozoico

Era geológica posterior al mesozoico, y última de las que componen el eón fanerozoico. Comenzó hace unos 65 millones de años y se prolonga hasta la actualidad. Se divide en dos periodos: terciario y cuaternario. Éstos, a su vez, se subdividen en épocas. El terciario lo componen el paleoceno, el eoceno, el oligoceno, el mioceno y el plioceno; mientras que el pleistoceno y el holoceno constituyen el cuaternario. Durante el cenozoico los continentes alcanzaron sus actuales posiciones. Australia se desprendió de Gondwana, la Antártida se desplazó hasta el polo sur, el océano Atlántico se ensanchó y Norteamérica se unió a Sudamérica. Esta era es conocida como la de la nueva vida. Tras la extinción masiva acaecida al final del mesozoico, y que conllevó la desaparición total de los dinosaurios, los mamíferos se desarrollaron, ocupando el nicho ecológico que los anteriores habían dejado libre. Su evolución condujo a la aparición de los primates. Fue también la era de los pájaros y de la...

Cretácico

Periodo geológico final y más extenso de la era mesozoica. Comenzó hace unos 145 millones de años y concluyó hace unos 65. Siguió al periodo jurásico y precedió la era cenozoica. Se divide en dos épocas: inferior, desde hace 145 millones de años hasta hace 100, y superior, desde hace 100 millones de años hasta hace 65. La conclusión del periodo se encuentra bien definida geológicamente gracias al estrato rico en iridio que se puede encontrar en diversos lugares del planeta y que data, precisamente, de hace 65 millones de años. Dicho estrato se asocia con la caída a la Tierra de un gran meteorito que impactó donde hoy se halla el cráter de Chicxulub, en Yucatán. Se cree que tal impacto fue el causante de un proceso de extinción masivo. Casi el 50% de las especies animales desaparecieron. En los océanos el porcentaje fue mucho mayor. El nombre del periodo fue dado en el siglo XIX por el geólogo belga Jean d'Omalius d'Halloy, en referencia a la creta, carbonato cálcico proveniente de...

Cuaternario

Primero de los dos periodos geológicos que forman la era cenozoica. Comenzó hace unos 1,8 millones de años y se prolonga hasta la actualidad. Se divide en dos épocas: pleistoceno y holoceno. Durante el cuaternario los continentes prosiguieron su deriva, recorriendo los escasos 100 km que les quedaban hasta alcanzar sus posiciones actuales. Las glaciaciones fueron el rasgo climático característico del este periodo, centrándose en el pleistoceno, la primera y más extensa de sus dos épocas. Se produjeron cuatro grandes glaciaciones, que reciben sus nombres de los afluentes del río Danubio, donde se efectuaron las primeras observaciones al respecto: glaciación de Günz, glaciación de Mindel, glaciación de Riss y glaciación de Würm. Durante las mismas, los glaciares se extendieron desde los polos hasta alcanzar los 40 grados de latitud. Los ciclos de glaciaciones y deshielos trajeron consigo sucesivos descensos y ascensos del nivel de los océanos, lo que hizo, por ejemplo, que...

Cámbrico

Primero de los seis periodos geológicos en que se divide la era paleozoica. Comenzó hace unos 542 millones de años y finalizó hace unos 490. Se divide en tres épocas: inferior, media y superior, que a su vez se subdividen en edades, en función de los diferentes registros fósiles originados en los mismos. Su nombre proviene de la palabra Cambria, antiguo nombre del actual Gales, lugar donde fueron estudiados por primera vez restos geológicos de este periodo. La actividad tectónica fue notable durante el cámbrico. El supercontinente Pannotia se dividió y originó masas terrestres menores, como los continentes de Laurentia, Báltica, Siberia y Gondwana. Éstos se hallaban separados por el gran océano Panthalassa, y otros menores, como Proto-Tethys, Iapetus y Khanty. El clima del planeta fue más cálido que en periodos anteriores, libre de glaciaciones. Desde el punto de vista de la fauna, el inicio del cámbrico está señalado por la aparición de un tipo particular de artrópodos: los...

Devónico

Cuarto de los seis periodos geológicos en que se divide la era paleozoica. Comenzó hace unos 415 millones de años y finalizó hace unos 360. Se divide en tres épocas: inferior, media y superior, que a su vez se subdividen en edades, en función de los diferentes registros fósiles originados en los mismos. Su nombre proviene de Devon, condado situado al suroeste de Inglaterra, donde abundan los afloramientos de estratos de este periodo. La actividad tectónica fue generalizada durante el devónico. A comienzos del periodo los continentes situados en el hemisferio norte se unieron para dar lugar a uno nuevo, Laurasia. Posteriormente, éste se unirá al gran continente del hemisferio sur, Gondwana, y el resultado será el supercontinente conocido como Pangea. El gran océano Panthalassa cubría gran parte del planeta. El clima predominante era cálido, al igual que en el periodo anterior, y el nivel de los océanos elevado. Hacia el final del devónico, sin embargo, la temperatura descendió,...

Edad de hielo

La Tierra ha experimentado a lo largo de su historia repetidos periodos dominados por las bajas temperaturas, en los que el hielo ha cubierto buena parte de su superficie, llegando a alcanzar los 40 grados de latitud. Tales periodos son conocidos como glaciaciones o edades de hielo. Las principales glaciaciones se produjeron durante el pleistoceno, la primera de las épocas geológicas del periodo cuaternario. El pleistoceno comenzó hace unos 1,8 millones de años y finalizó hace unos 11.500 años. Durante el mismo tuvieron lugar cuatro grandes glaciaciones, alternadas con periodos interglaciares. Tanto unas como otros afectaron a todo el planeta, si bien los nombres que reciben dependen de las diferentes zonas geográficas. En la región de los Alpes, por ejemplo, donde el fenómeno de las glaciaciones fue estudiado por primera vez, las glaciaciones se conocen como Günz (que comenzó hace 1,1 millones de años y finalizó hace 750.000), Mindel (que comenzó hace 580.000 años y concluyó hace...

Eoceno

Segunda de las cinco épocas geológicas en que se divide el periodo terciario. Comenzó hace unos 55 millones de años y concluyó hace unos 34. Dispone de cuatro subdivisiones: ypresiano (55-49 millones de años), lutetiano (49-40 millones de años), bartoniano (40-37 millones de años) y priaboniano (37-34 millones de años). Durante el eoceno los continentes prosiguieron la deriva hacia sus actuales posiciones. A comienzos de la época, Australia continuaba unida a la Antártida, lo que favorecía que las corrientes cálidas ecuatoriales se mezclaran con las más frías del extremo sur del globo, circunstancia que favoreció el calentamiento generalizado que caracterizó el comienzo del eoceno. Cuando Australia por fin se separó, hace unos 45 millones de años, un canal de aguas frías se abrió entre los dos continentes, lo que contribuyó al progresivo enfriamiento de la Antártida. En el hemisferio norte, Laurasia se separó, lo que dio lugar a Norteamérica, Groenlandia y Europa. Por su parte, la...

Era geológica

Segunda en extensión de las unidades de tiempo geológicas. Los eones, las unidades mayores, se dividen en eras, que a su vez se dividen en periodos y éstos en épocas. De los tres eones que abarcan la historia de nuestro planeta, el primero, el hádico, no se divide en épocas. El segundo, el precámbrico, se divide en:. Era arcaica (3.800-2.500 millones de años (m. a.)). Era proterozoica (2.500-543 m. a.). El tercer eón, el fanerozoico, se divide en:. Era paleozoica (543-251 m. a.). Era mesozoica (251-65 m. a.). Era cenozoica (65 m. a.-actualidad).

Eón geológico

Para explicar lo ocurrido en la Tierra desde sus orígenes hasta la actualidad se utilizan unidades cronológicas que agrupan los diferentes acontecimientos sucedidos a lo largo del tiempo. La historia del planeta se divide en tres grandes etapas, a las que se denomina eones: hádico, precámbrico y fanerozoico. A su vez, cada uno de estos eones se subdivide en eras, y éstas se fragmentan en periodos, los cuales, finalmente, se desdoblan en épocas. Para encuadrar el estudio de la historia de la Tierra valen algunas referencias sobre su edad cronológica (geocronología). Se estima así que el eón hádico se inició hace unos 4.600 millones de años y finalizó hace 3.800 millones de años, la edad más antigua de las rocas encontradas hasta ahora. En esta etapa inicial se formó y consolidó el planeta. El precámbrico se desarrolló entre hace 3.800 millones y 543 millones de años y se compone de dos eras: la del arcaico y la del proterozoico. En el transcurso de este tiempo apareció la primera...

Fanerozoico

Actual eón geológico, iniciado hace unos 542 millones de años. Se divide en tres grandes periodos geológicos, del más antiguo al más moderno: paleozoico, mesozoico y cenozoico. El tiempo previo a este eón es conocido como precámbrico, el cual se compone a su vez de los eones hádico, arcaico y proterozoico. El límite geológico entre el fanerozoico y el precámbrico no se encuentra claro y difiere según los autores. Algunos lo ubican en el momento de aparición de los primeros trilobites; otros, cuando surgió un grupo de organismos conocido de forma general como pequeña fauna provista de concha. En cualquier caso, estos límites difieren tan sólo en unos millones de años. Durante el fanerozoico los continentes se unieron en un único y gran supercontinente llamado Pangea. Éste se dividió posteriormente, dando lugar a los continentes actuales, que se desplazaron hasta ocupar las posiciones donde hoy se encuentran. La diversidad de organismos vivos en el fanerozoico fue enorme. Se pasó de...

Fosilización

Proceso mediante el cual restos animales y vegetales, tras quedar enterrados bajo sedimentos, se transforman en fósiles. La Tierra como planeta está en continua transformación. En este proceso permanente, los agentes geológicos depositan en las cuencas de sedimentación los materiales erosionados que conforman la corteza terrestre. Estos sedimentos se transforman en rocas que conservan los restos fósiles de animales y vegetales. Al fosilizarse, los materiales no se descomponen sino que se mineralizan, es decir, se convierten en una "huella" mineral que reproduce la forma y los detalles de ciertas partes del ser vivo desaparecido. Esta mineralización garantiza la supervivencia a lo largo del tiempo. Cuando un organismo se fosiliza pierde, por lo general, sus partes más blandas. En cambio, las más duras pueden mantenerse intactas o mineralizarse, recubrirse de otras sustancias o carbonizarse. Estos procesos han hecho posible la conservación, por ejemplo, de las valvas de los...

Fósil

Estructura o huella de un ser vivo conservada en un sedimento o estrato. Como norma general, se consideran fósiles sólo aquellos restos cuya procedencia es de más de diez mil años de antigüedad. Desde la antigüedad se han encontrado fósiles de animales marinos lejos de las costas, un hecho que llevó a los filósofos griegos a pensar que esas zonas habían estado cubiertas por el mar en otras épocas. Aristóteles y otros miembros de su escuela filosófica observaron que determinadas rocas parecían imitar curiosamente algunas siluetas de seres vivos. Con el triunfo del cristianismo, estos restos fósiles pasaron a considerarse como testimonio del Diluvio Universal. La idea de que los fósiles son restos de organismos que existieron en el pasado no empezó a cuajar en la mentalidad occidental hasta entrada la edad moderna. El naturalista francés Georges Cuvier, que vivió a caballo entre los siglos XVIII y XIX, se interesó por indagar en los seres del pasado y descubrió que a través del...

Fósil animal

Estructura o huella de origen animal conservada en un sedimento o estrato. Los diferentes restos que han dejado los animales que vivieron en la Tierra hace millones de años son abundantes y variados. A través de los estudios científicos que se han realizado sobre los fósiles hallados es posible hacerse una idea de las características de la fauna del pasado y, por tanto, de las condiciones ambientales y los cambios que se produjeron en el planeta. Atendiendo a los diversos tipos de fósiles encontrados se puede establecer una clasificación sistemática de los mismos. La más elemental distingue entre animales vertebrados e invertebrados, donde estos últimos presentan una rica variedad y diversificación de especies. La variedad de fósiles vertebrados se encuentra escasas veces de forma aislada y nunca en posición de vida. En el registro geológico, estos fósiles no son muy abundantes y tienen gran interés para la paleontología. En el grupo se encuentran los anfibios, los reptiles, las...

Fósil vegetal

Estructura de origen vegetal conservada en un sedimento o estrato. Por sus propias características, los tejidos vegetales fosilizan con más dificultad que los animales. Los frutos o las flores, por ejemplo, no suelen conservarse en el registro fósil y sólo lo hacen partes más fuertes como los tallos leñosos o las hojas, elementos que pueden resistir la descomposición orgánica. Las plantas tienen dos formas elementales de fosilización: mineralización e incrustación. En el proceso de mineralización, las sustancias vegetales se transforman en minerales. En cambio, el proceso de incrustación se produce con los vegetales acuáticos, gracias al efecto fosilizador que ejerce el agua que contiene carbonato cálcico sobre los organismos cuando su concentración es suficientemente elevada. Una vez convertidos en fósiles, los restos vegetales pueden formar la mayor parte de muchas rocas, como en el caso del carbón, las rocas calcáreas de origen orgánico vegetal o el petróleo. Dado que...

Holoceno

Segunda de las dos épocas geológicas en que se divide el periodo cuaternario. Comenzó hace unos 11.500 años y se prolonga hasta la actualidad. No dispone de diferentes niveles de registros fósiles, por lo que a la hora de efectuar subdivisiones se recurre a los periodos de desarrollo tecnológico del ser humano, como mesolítico, neolítico y edad de bronce. Una vez concluidas las glaciaciones del pleistoceno, el posterior deshielo provocó un ascenso del nivel de los mares y océanos en torno a los 30 m. Como consecuencia amplias áreas de los continentes quedaron cubiertas por las aguas. Las actuales Indonesia, Japón y Taiwán, se vieron separadas de Asia; las islas Británicas, de Europa; y Nueva Guinea y Tasmania, de Australia. A su vez, se formó el estrecho de Bering. Por otro lado, las zonas continentales que antes se hallaban cubiertas por capas de hielo de hasta 3.000 m de espesor, libres de su peso, comenzaron a elevarse, y continúan haciéndolo hoy en día. La actual Escandinavia,...

Hádico

Primero de los tres eones geológicos que componen la etapa de la historia de la Tierra conocida como precámbrico. Comenzó hace unos 4.500 millones de años, con la formación de la Tierra, y concluyó hace unos 3.800 millones, con la aparición de las primeras rocas conocidas. Su nombre proviene de la palabra griega hades, que significa “infierno”. Las rocas más antiguas conocidas se encuentran en Groenlandia y datan de hace unos 3.800 millones de años, si bien se encuentran alteradas por flujos volcánicos que tuvieron lugar tras su deposición. La presencia de oxígeno orgánico en las mismas hace pensar que formas muy primitivas de vida ya existían en ese momento. Cristales individuales de zirconio presentes en estratos del oeste de Canadá y de Australia occidental son mucho más antiguos. Los de más edad de los conocidos se remontan a hace 4.400 millones de años, muy cerca del hipotético momento de origen de nuestro planeta.

Jurásico

Periodo geológico central de la era mesozoica. Comenzó hace unos 200 millones de años y concluyó hace unos 145. Siguió al periodo triásico y precedió al cretácico. Su inicio se vio marcado por el proceso de extinción que afectó al triásico superior y que acabó con buena parte de las especies animales. Se divide en tres épocas: inferior, desde hace 200 millones de años hasta hace 175; medio desde hace 175 millones de años hasta hace 161; y superior, desde hace 161 millones de años hasta hace 145. Su nombre le fue asignado por el zoólogo y mineralólogo francés Alexandre Brogniart, en referencia a los afloramientos de calizas marinas de este periodo hallados en la cordillera de Jura, en la confluencia de Francia, Alemania y Suiza. Fue durante el jurásico cuando el supercontinente Pangea finalizó su proceso de división en dos: Gondwana y Laurasia. El clima era cálido; no existen evidencias de glaciación. Los polos terrestres se encontraban libres tanto de tierra como de hielo. La...

La edad de la Tierra. Fósiles y estratos

Una de las vías que han permitido conocer más en profundidad la historia de la Tierra son los fósiles, término con el que se conoce a los restos de seres vivos (humanos, animales o plantas) desaparecidos hace miles de años pero cuyas huellas han permanecido en diferentes capas terrestres o estratos. Cabría decir que los fósiles son los testigos directos de la historia del planeta. Mediante su estudio, los científicos pueden reconstruir lo sucedido durante la formación de la Tierra, así como la edad de sus correspondientes estratos. También puede establecerse la evolución de las diferentes especies animales y vegetales que vivieron hace miles de años. Por tal motivo es fundamental respetar los fósiles como reliquias que han pervivido en las rocas. En este patrimonio paleontológico se conservan datos e información de incalculable valor científico que facilitan el conocimiento sobre la especie humana, sus orígenes y su evolución. La Tierra como planeta está en continua...