8 artículos

Astronomía

Ciencia que se ocupa del estudio de los cuerpos celestes, de los movimientos que éstos ejecutan y de las interacciones que efectúan. Su origen se remonta a los albores de la Humanidad, cuando el hombre quedó maravillado por la contemplación del firmamento e intentó comprender lo que veía. Carente de herramientas científicas, fue incapaz de interpretar los fenómenos observados, por lo que dio a éstos interpretaciones mágicas que constituyeron la Astrología. Con el tiempo, el descubrimiento de nuevos hechos y, sobre todo, la incorporación a los mismos de la Física Moderna, protagonizada por Galileo y Newton, dieron a la Astronomía una sólida base doctrinal que sólo se vio atacada por oscuras creencias religiosas que preconizaban un sistema universal geocéntrico, en contra de las evidencias que conducían a una concepción heliocéntrica. La Astronomía, al observar los movimientos periódicos del Sol y de la Luna, tuvo una primera aplicación en la Agricultura. La posición del Sol, que...

Astros

Recibe el nombre de astro cualquier cuerpo celeste. Su estudio se remonta a la Antigüedad, donde ya se les investigaba mediante observación de los cielos a simple vista. La invención del telescopio supuso un importante avance en el conocimiento de estos cuerpos, para los que, actualmente, hay sofisticados medios de análisis. Se suelen clasificar en:. Estrellas: son formaciones de plasma, originado por reacciones de fusión nuclear, generadoras de una inmensa cantidad de energía, que es emitida en forma de radiación electromagnética, es decir luz. La intensidad lumínica varía de unas a otras dentro de muy amplios rangos, condicionada por la masa que posean. Su agrupación define galaxias y constelaciones. Cometas: son cuerpos formados por materiales capaces de sublimar, es decir de pasar directamente del estado sólido al gas, cuando circulan cerca del Sol. Describen órbitas elípticas y se muestran periódicamente. Planetas: son masas de forma definida, con una masa capaz de generar...

El modelo cosmológico

El interés del hombre por conocer su origen ha encontrado en la cosmología un terreno apto para la ciencia y para la especulación. Desde muy antiguo, las diversas culturas han expresado su entendimiento de la infancia del mundo y el Universo en un lenguaje poético y metafórico cargado de imágenes variopintas. Para los escandinavos antiguos, en los orígenes no había tierra ni cielo, sino un gran abismo a cuyo norte y sur se extendían inmensas regiones de hielo y fuego. El calor derritió el hielo, y de las gotas del líquido emergió un gigante, Ymer. A partir de ese momento, el mito escandinavo abunda en detalles contradictorios y hasta absurdos que llevan a presuponer la preexistencia de una vaca cósmica que comía sal, y así sucesivamente. En las civilizaciones antiguas no son infrecuentes relatos de este tenor. Algunos encierran, no obstante, una mayor profundidad filosófica, que los conduce a emparentarse, en cierto modo, con los modelos vigentes y defendidos por la ciencia. Aun...

Espacio-tiempo

En términos físicos, el espacio-tiempo se define como un modelo matemático que combina el espacio y el tiempo en un único conjunto continuo y entrelazado. La visión del espacio y el tiempo ha evolucionado de manera muy sustancial desde los periodos antiguos hasta la actualidad. En la actualidad, esta concepción se inspira en la formulación asociada a la teoría de la relatividad que propuso en 1905 el físico de origen alemán Albert Einstein. Históricamente, en la filosofía occidental el espacio y el tiempo se han considerado por lo general como entidades separadas e independientes. De acuerdo con la perspectiva establecida en la Grecia clásica y explicada en los tratados de Euclides, el espacio es un marco de referencia constituido por tres dimensiones: altura, anchura y profundidad. El tiempo, por su parte, se entiende como una entidad que avanza de forma constante e inexorable desde el pasado hacia el futuro. Estas nociones fueron asumidas por la ciencia occidental desde sus...

Estudio del espacio

El interés del hombre por todo aquello que se encontraba en el cielo, a una distancia inaccesible es tan antiguo como la propia Humanidad, tal y como lo demuestran restos procedentes de las civilizaciones siria, babilónica, china, hindú, griega, etc. Sin embargo, todas las observaciones que se realizaban se hacían a simple vista, por lo que, lógicamente, la profundidad y la precisión de las mismas era de muy baja calidad. El estudio del espacio experimentó un importante avance con la invención del telescopio, atribuida al holandés Hans Lppershey, hacia 1608. Un año después, Galileo, utilizando este aparato, descubrió las cuatro lunas de Júpiter, entre otros hallazgos. A lo largo del tiempo, los telescopios han ido evolucionando hacia una mayor perfección, permitiendo así descubrimientos cada vez más notables. Por su importancia, puede citarse el Hubble, situado en órbita, fuera de la atmósfera terrestre; el Gran Telescopio de Canarias, con un espejo de 10,4 metros de diámetro; los...

La astronomía como ciencia

En las llanuras inglesas del norte de Salisbury se encuentra Stonehenge, uno de los monumentos megalíticos más visitados del mundo. En un estado de conservación extraordinario para tratarse de una construcción que se inició en el año 3100 a.C., su monumental doble círculo de menhires y dólmenes ha dejado un testimonio intrigante y revelador de los usos y los conocimientos de las gentes del Neolítico en el noroeste de Europa. Las interpretaciones acerca del significado del monumento, mucho más sofisticado, por ejemplo, que la hilera de grandes piedras verticales de Avebury de las proximidades, han sido numerosas, diversas y controvertidas. Parece clara su finalidad de templo religioso al aire libre, dedicado a ceremonias y acaso a cultos sacrificiales. No obstante, el singular reparto de los elementos de la construcción ha llevado a elucubrar acerca de su posible función de calendario agrícola, predictor de eclipses y primitivo observatorio astronómico. Esta última opinión viene...

La astronomía moderna

A mediados del siglo xviii, un descubrimiento astronómico de gran repercusión vino a ratificar la validez de la teoría de Newton sobre la gravitación para describir el movimiento de los cuerpos celestes. La observación de la órbita de Urano, descubierto por William Herschel en 1781, revelaba ciertas anomalías que no era posible explicar por la presencia de los restantes planetas conocidos: Mercurio, Venus, la Tierra, Marte, Júpiter y Saturno, los que conocieron los clásicos y los únicos visibles sin ayuda de prismáticos o telescopios. De modo independiente, en 1845 el francés Urbain-Jean-Joseph Le Verrier y el inglés John Couch Adams determinaron que para comprender las irregularidades de la órbita de Urano era necesario presuponer que había un planeta más allá del mismo. Este planeta tendría sobre Urano un efecto, por la acción gravitatoria debida a su masa, que aplicando las leyes de Newton sería posible calcular matemáticamente. Como fruto de aquellas investigaciones teóricas,...

Los primeros astrónomos

Algunos historiadores expresan ciertas reservas para admitir la postulada finalidad del monumento de Stonehenge como un calendario astronómico. Sin embargo, no muestran duda alguna de que los pueblos antiguos erigieron edificios y diseñaron obras con la mera finalidad de examinar los cielos. En el largo periodo transcurrido desde la aparición de la especie humana sobre la faz del planeta y el surgimiento de las primeras grandes civilizaciones, seres humanos de todas las latitudes se interesaron por cuantos fenómenos reconocían en el cielo y la tierra. Las investigaciones antropológicas realizadas sobre etnias primitivas actuales, como las de Nueva Guinea, demuestran que sus individuos son verdaderas enciclopedias vivientes en cuanto al conocimiento de las plantas y animales que los rodean. No sólo tienen nombres específicos para infinidad de ellos, sino que los distinguen con claridad por sus posibles valores nutritivos, culinarios, curativos y prácticos en general. Este mismo...