Aconcagua

El volcán Aconcagua, la cumbre más alta de América.

Con una altura de 6.959 metros sobre el nivel del mar, es el Aconcagua la montaña más alta de todo el continente americano y una de las de mayor altitud de toda la Tierra. Se halla situado en territorio argentino, en el sector meridional de la cordillera de los Andes, a los 32º 39’ de latitud sur y a los 70º 1’ de longitud oeste. Su cúspide y su vertiente oriental se hallan en la provincia de Mendoza, aunque la cara occidental se eleva majestuosa al norte de la ciudad chilena de Santiago, de la que dista tan sólo algunos kilómetros.

El Aconcagua fue un volcán muy activo en los periodos jurásico y cretácico, época en la que se hallaba sumergido. Al final de este último periodo el volcán emergió a la superficie junto con el resto de este sector de los Andes y continuó con su actividad eruptiva. Ésta es la causa que explica la existencia de fósiles y rocas marinas en las partes más bajas y la abundante presencia de andesita en las zonas más elevadas, originada directamente a raíz de la acumulación de magma. Aunque su actividad ha descendido notoriamente, no es el Aconcagua un volcán completamente extinguido. Su clima es seco y las temperaturas descienden conforme aumenta la altitud, al tiempo que los fuertes vientos procedentes del Pacífico impiden la formación de una capa permanente de nieve en la cara occidental, fenómeno que sí ocurre en la vertiente argentina.

La primera expedición destinada a conquistar su cumbre tuvo lugar en 1883 y estuvo encabezada por el explorador suizo Matthias Zurbriggen, aunque fracasó debido a las condiciones climáticas. Una nueva expedición llevada a cabo por Zurbriggen en 1897 fue coronada por el éxito tras ascender por la cara norte del volcán. Pocos años después, el explorador Edward Fitzgerald logró realizar la misma hazaña. En 1954, una expedición francesa pudo ascender a la cúspide desde la cara meridional, caracterizada por lo escarpado de su relieve; desde entonces, el Aconcagua se ha convertido en uno de los referentes del alpinismo mundial y ha sido dotado con diversos refugios. A lo largo de la primera mitad del siglo XX se construyeron una línea férrea y una carretera que unen las poblaciones de Valparaíso y Buenos Aires y que atraviesan el Aconcagua en el paso de Uspallata, situado a una altitud de 3.852 metros sobre el nivel del mar.