Acre

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Brazil_State_Acre.svg

Estado brasileño, Acre linda al norte con el estado brasileño de Amazonas, al este con el de Rondônia, al sur con Bolivia y el Perú, y al oeste también con el Perú. Se extiende sobre una superficie de 153.149 kilómetros cuadrados.

El relieve del estado es prácticamente llano. Sólo al oeste, en la sierra do Divisor o Contamaná (fronteriza con el Perú), se alcanzan alturas de cerca de 600 metros. Los ríos más importantes de la red hidrográfica de Acre son el Juruá, el Purús, el Acre y el Envira. Todos ellos vierten sus aguas al este, en el sistema fluvial del Amazonas.

El clima de Acre es tropical húmedo, muy caluroso casi todo el año, con lluvias abundantes entre los meses de noviembre y marzo. Entre mayo y noviembre penetran en su territorio corrientes de aire polar atlántico que producen un refrescamiento de las temperaturas mínimas. La mayor parte del territorio de Acre está cubierta por una espesa selva tropical, con especies arbóreas como el palo de rosa, el árbol del caucho (seringueira) o la jarina. No obstante, el estado ha asistido en los últimos lustros a una creciente deforestación.

Acre tiene una población de algo más de 550.000 personas, por lo que su densidad demográfica es muy baja: menos de cuatro habitantes por kilómetro cuadrado. La mayor parte de sus pobladores vive en un entorno urbano. La capital del estado es la ciudad de Río Branco. Otras poblaciones del estado, que está dividido administrativamente en 22 municipios, son Cruzeiro do Sul, Sena Madureira, Tarauacá y Feijó. Perviven en su suelo, radicadas a orillas de los ríos, diversas comunidades indígenas como las de los kaxinawá y los jaminawa.

La economía de Acre se basa casi por completo en las explotaciones forestales, centradas en la extracción de caucho. La agricultura, exclusivamente de subsistencia, se limita sobre todo a cultivos de mandioca, maíz y frijoles. A todo ello cabe añadir una cierta actividad ganadera (cerdos y pollos). Las comunicaciones internas del estado, así como de éste con el resto de Brasil, siguen siendo a principios del tercer milenio bastante precarias. Los ríos son las principales vías de transporte. Río Branco está conectado con Manaos (capital del estado de Amazonas) gracias al sistema fluvial Acre-Purús-Amazonas. Una carretera enlaza Río Branco con Cruzeiro do Sul, poniendo en comunicación Acre con el centro-sur de Brasil. Hay asimismo servicios aéreos entre la capital estatal y las ciudades de Manaos y Brasilia.

Los exploradores portugueses de Brasil no llegaron a este territorio hasta mediados del siglo XVIII. En 1867, en virtud del Tratado de Ayacucho, quedó asignado a Bolivia. A finales del siglo XIX se inició su poblamiento por colonos brasileños dedicados a recolectar caucho. El intento del gobierno boliviano de imponer un arancel a las mercancías que entraban y salían de Acre llegó a desatar una rebelión de la población local, que en 1899 declaró la república independiente de Acre. En 1903, tras varios enfrentamientos armados, el ejército brasileño ocupó el norte de la región. Merced al Tratado de Petrópolis, suscrito ese mismo año entre brasileños y bolivianos, Brasil se hizo finalmente con la soberanía del territorio. Acre fue elevado a la categoría de estado en 1962. El ecologista brasileño Chico Mendes fue asesinado en su suelo en 1988, convirtiéndose así en el primer mártir de la lucha por la preservación de los espacios naturales de la Amazonia.