Adana

https://pixabay.com/es/adana-antiguo-taskopru-1279711/

Adana, la cuarta de las ciudades de Turquía en número de habitantes, se localiza al sur del país, en la región de Cilicia, de la que es capital. Su hidrografía la conforma el río Seyhan, que desemboca en aguas del Mediterráneo. Tiene 1.130.000 habitantes.

El sector agrícola es el principal pilar para la economía de esta ciudad. En Adana es importante el cultivo de algodón, arroz, aceitunas, sésamo, cítricos y cereales, entre otros productos. Además, Adana destaca también por ser un importante centro comercial e industrial, donde hay que resaltar las fábricas de textiles, cementeras y de tabaco, y por disponer de una zona rica en cinc y plomo.

Esta población tiene una desarrollada red de comunicaciones. La línea de ferrocarril que cubre el trayecto Estambul-Bagdad pasa por este punto. Además, la ciudad tiene acceso directo al puerto de Mersin, el más cercano a Adana, a tan sólo 51 kilómetros, y en gran parte del curso del río Seyhan es posible la circulación de ciertos tipos de barcos.

La situación estratégica de Adana ha condicionado su historia. La fecha de su fundación se remonta al año 1400 a.C., época en la que la ciudad estuvo controlada por los hititas. Adana fue conquistada por Alejandro Magno y, posteriormente, cayó en manos de distintos pueblos, incluido el romano y el egipcio. Adana pasó a depender del imperio otomano en el año 1608, y en 1867 fue nombrada capital de la provincia.

Entre los sitios de interés de Adana destacan los restos de un puente de 200 metros construido sobre el Seyham y que data de la época romana, un castillo medio derruido del siglo I d.C. y la mezquita de Ulu Cami, de 1542. Desde 1973, Adana cuenta con universidad propia, la de Çukurova.