Abu Dhabi

Abu Dhabi,vista panorámica de la ciudad.

En árabe llamada Abu Zaby, es la capital del emirato de Abu Dhabi, que, a su vez, forma parte de los Emiratos Árabes Unidos. La ciudad de Abu Dhabi también es la capital nacional de dicha confederación. La ciudad ocupa la mayor parte de una pequeña isla a la salida del Golfo Pérsico y está unida a tierra por un puente. Inicialmente una zona poco desarrollada, las ganancias provenientes del petróleo la han convertido en una moderna ciudad con una infraestructura totalmente desarrollada. La población, según estimaciones del año 1989, alcanzaba los 363.432 habitantes.

Como es lógico, la economía de Abu Dhabi se basa fundamentalmente en la industria del petróleo y sus derivados. Existe también cierto desarrollo de la industria liviana, aunque ésta se concentra en la cercana localidad de Musafah. La ciudad cuenta con un aeropuerto internacional al sur de la isla y se conecta por carretera con Qatar, en el oeste, la ciudad de Dubai en el nordeste y el oasis de al-Ain en el este.

El primer asentamiento humano en la isla data de 1761, cuando los hombres de Al bu Falah, del clan de Bani Yas, se establecieron allí. En 1795 movieron su cuartel general desde el oasis de Liwa (al-Jiwa’), en el continente, hacia la isla, ya que eran, y aún hoy lo son, el clan dirigente de la región. Durante el siglo XIX y principios del XX la cabeza económica y comercial de la región era la cercana ciudad de Dubai. La población de Abu Dhabi en los inicios del siglo XX se estimaba en 6.000 habitantes y tanto la economía como el comercio, en general en manos de iraníes e hindúes, se sustentaba en el comercio de perlas, provenientes de los ricos bancos de la costa. Sin embargo, la crisis de 1929, sumada al importante desarrollo que Japón dio a su industria de las perlas, produjo el declive del incipiente ascenso comercial y económico de la isla. El descubrimiento en 1958 de ricos yacimientos petrolíferos en el emirato de Abu Dhabi revolucionó la posición política y económica de la ciudad que, como capital del mayor productor de petróleo de la región, comenzó a contar con enormes sumas de capital para promover su desarrollo urbano.