Abidján

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Wegmann_Abidjan_IvoryCoast.jpg

Abidján o Abiyán es el puerto principal y el mayor centro económico y financiero de Costa de Marfil y una de las urbes más cosmopolitas y elegantes de toda la región occidental africana. A raíz de la colonización francesa experimentó un crecimiento desconocido, alcanzando los tres millones de habitantes a finales del siglo XX.

La ciudad está situada a lo largo de la laguna costera de Ébrié, formada por una estrecha lengua de arena llamada playa de Vridi, que la separa del océano Atlántico. Los distintos barrios están construidos sobre penínsulas e islas adyacentes conectadas por puentes. La salida al mar de la ciudad, tradicionalmente dificultosa debido al oleaje y a los bancos de arena, fue resuelta con la construcción del canal de Vridi, que conecta la villa directamente con el golfo de Guinea.

Abidján está dividida en cinco distritos administrativos (Plateau, Cocody, Treichville, Adjame, Koumassi y Marcory) y un municipio autónomo perteneciente a la ciudad, Port-Bouet, situado en la orilla atlántica de la playa de Vridi.

La intensa actividad comercial y financiera la ha convertido en la mayor aglomeración urbana de Costa de Marfil, así como en la segunda mayor metrópoli de toda África occidental, después de Lagos en Nigeria. Tiene una población de 2.877.948 habitantes (1998), pero su área metropolitana alcanza los cinco millones. Africanos indígenas y foráneos procedentes de países limítrofes conviven con europeos (sobre todo franceses) y libaneses. No obstante, desde el año 2002 las condiciones de seguridad se han deteriorado bastante como consecuencia de los enfrentamientos entre el gobierno y grupos guerrilleros opositores que han afectado a la colonia extranjera.

La apertura del canal de Vridi en 1950 y el levantamiento del puente que conecta el área industrial de Petit-Basam con el barrio financiero de Le Plateau, situado en tierra firme, fueron esenciales para permitir el despegue económico de la ciudad. Desde 1998 cuenta con una Bolsa internacional panafricana que en 2007, consiguió afianzarse como el mercado de valores de referencia para el África occidental francófona.

En la actualidad, Abidján cuenta con un moderno puerto para barcos de gran tonelaje desde el que se exporta café, cacao, bananas, madera, piñas y manganeso. Asimismo existen muelles especializados en el comercio de petróleo y minerales, situados a lo largo del canal de Vridi. Abidján es un importante centro de comunicaciones y cuenta con un aeropuerto internacional en Port-Bouet.

El inicio del crecimiento de la ciudad coincidió con la ocupación francesa de Costa de Marfil, especialmente a partir de 1934, momento en el que fue designada como capital de la colonia. Bien dotada de infraestructuras, continuó con su estatus capitalino tras la independencia de Francia en 1960, hasta que fue sustituida por Yamussukro en 1983. A pesar de ello, actualmente la ciudad continúa ejerciendo una capitalidad de hecho, ya que sigue siendo sede de gran parte de las instituciones y embajadas.

La arquitectura colonial presente en los barrios históricos convive con modernos rascacielos en Le Plateau, verdadero corazón financiero de la ciudad, conocido en ocasiones como el Manhatan de los trópicos. Situado sobre una península que se adentra en la laguna de Ébrié, en este barrio se encuentran las sedes de las mayores empresas de África occidental. El animado y colorista mercado central, así como la catedral de San Pablo, y el museo nacional de arte tradicional en marfil, son algunos de sus principales atractivos para el visitante.

Siguiendo la línea de la laguna hacia el este se encuentra el barrio de Cocody, formado por amplias avenidas sombreadas y plazas ajardinadas. Este barrio residencial, que posee un marcado aire colonial, es sede de la Universidad de Costa de Marfil. Destaca el inmenso hotel Ivoire, que cuenta con modernas instalaciones recreativas y de ocio, inusuales en el occidente africano, como una bolera y una pista de patinaje sobre hielo. En este barrio también se encuentra situado el museo municipal de arte contemporáneo. Otras instituciones culturales de la ciudad son la Biblioteca Nacional y varios institutos de investigación sobre agricultura y ciencias. Por último, en el extrarradio de Abidján, en su extremo noroccidental se encuentra el parque nacional de Banco, una extensa reserva de selva tropical con interesantes especies arbóreas.