Andrea del Verrocchio

“Tobías y el Angel”, cuadro del artista del Quattrocento Andrea del Verrocchio (National Gallery. Londres)

Andrea del Verrocchio (1435-1488) escultor, pintor y orfebre italiano, conocido por ser uno de los escultores más representativos del primer Renacimiento (quatroccento). Trabajó para la familia Médicis y fue maestro de Leonardo da Vinci y de Sandro Botticcelli.

Andrea di Michele di Francesco di Cioni nació en 1435 en Florencia (Italia). Según la tradición biográfica, aprendió el oficio de orfebre en el estudio de Giuliano Verrocchio, de quien tomaría el seudónimo, si bien no se tienen suficientes datos para confirmar este hecho. Asimismo se creyó tradicionalmente que Donatello fue su maestro en escultura; información que también se pone en duda, pues las primeras obras de Verrocchio se asemejan más a las de Antonio Rossellino que a las de Donatello.

La primera obra de la que se tiene noticia es Lavabo (1465-1466), de la época en la que murió Donatello y Verrocchio comenzó a trabajar bajo el mecenazgo de la familia Médicis, para quien realizó el mausoleo de Piero y Giovanni de Médicis (1472) ubicado en la iglesia de San Lorenzo.

Verrocchio se convirtió en el exponente artístico más importante de la segunda mitad del quatrocentro florentino gracias a dos de sus obras, ambas inspiradas en los trabajos de Donatello: David (1476), escultura en bronce que representa a un joven con naturalidad y alejado del tópico heroico, y el monumento ecuestre del condottiere veneciano Bartolomeo Colleoni, que desprende sensación de movimiento y poderío, si bien a Verrocchio sólo se le puede atribuir el modelado en arcilla de esta obra, ya que la inició en 1479 y en 1488, cuando el artista florentino murió, todavía no estaba acabada (la tarea la completó Alessandro Leopardo).

Del resto de sus obras cabe destacar Dama del ramillete (h. 1476), Niño con Delfín (h. 1479) y La incredulidad de Santo Tomás (1467-1483). Verrocchio fue además pintor, aunque en este campo su obra no fue tan relevante. Se cree que sus pinturas fueron llevadas a cabo por sus discípulos, entre los que se encontraban Sandro Boticcelli y Leonardo da Vinci.

Verrocchio está considerado prototipo de la escultura renacentista italiana, de estilo clásico y decorativo y enmarcada en la concepción humanista de aquella época, en la que el hombre, medida de todas las cosas, buscaba el equilibrio y el dominio de la naturaleza.