Adam Smith

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Adam_Smith_The_Muir_portrait.jpg

Adam Smith (1723-1790), economista británico, fue uno de los grandes teóricos de este campo y el precursor del capitalismo y liberalismo actuales al defender la no intervención del Estado en la economía.

Bautizado el 5 de junio de 1723 en Kirkcaldy (Escocia), Adam Smith, hijo de un juez y oficial de aduanas, fue educado por su madre debido a la prematura muerte de su padre. Gracias a su inteligencia precoz, ingresó a los catorce años en la Universidad de Glasgow, de donde pasó al Balliol College de la Universidad de Oxford. De nuevo en su país, desde 1746 se estableció en Edimburgo, trabando amistad con David Hume, y entrando, cinco años más tarde, como docente en la Universidad de Glasgow, primero en lógica y luego en filosofía moral. En esta época mantuvo además una densa actividad intelectual y científica, publicando sus trabajos sobre economía y sociología.

En 1762 abandonó la docencia universitaria para ejercer de tutor del duque de Buccleugh, con quien viajó a Europa, conociendo a personalidades como Voltaire, Turgot, D'Alembert y François Quesnay. De vuelta a Escocia en 1766, continuó publicando sus escritos y fue nombrado Inspector de Aduanas, trasladando su residencia a Edimburgo. En 1787 ejerció de rector de la Universidad de esa ciudad, cargo que desempeñó hasta su muerte, acaecida en Londres (Inglaterra) el 17 de julio de 1790.

Su obra fundamental, a la que dedicó diez años de su vida, fue Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones, publicada en 1776. Además, fue autor de otras, como Teoría de los sentimientos morales, y de Ensayos filosóficos, publicada de forma póstuma, en la que se recoge parte de sus trabajos finales sobre teoría e historia del derecho y sobre los principios de la ciencia y el arte.

Adam Smith fue, sin ninguna duda, uno de los pensadores que más influencia han ejercido sobre la sociedad actual. Su pensamiento partió de la observación de la realidad económica y social de su tiempo, criticando los dos principios entonces dominantes: la fisiocracia y el mercantilismo. Con respecto a la primera, atacó su defensa de la agricultura como fuente máxima de riqueza y su consiguiente desdén por la industria y el comercio. Mucho más intenso fue su ataque a la gran teoría económica del momento, el mercantilismo. Smith consideró que el proteccionismo económico, la imposición de aranceles e impuestos sobre la circulación de productos, frenaba el progreso y la riqueza. Por el contrario, pensó que el libre comercio era, como la libertad individual, una aspiración máxima de las sociedades, por cuanto ambos procuraban el bienestar colectivo.

En este sentido, Smith se manifestó como uno de los precursores teóricos del capitalismo en estado puro, al considerar que son los agentes económicos quienes, libremente, deben actuar entre sí, sin ninguna injerencia o traba que impida la libre circulación de bienes y capitales. Por este mismo motivo, se manifestó contrario a cualquier intervención de tipo estatal en la economía de los países.

Otras de sus grandes aportaciones al campo de la economía vienen determinadas por su gran capacidad de observación y análisis. A él se deben conceptos como la división del trabajo, de donde derivarán la especialización laboral y el trabajo en serie o la definición del trabajo como un valor mercantil.

Destaca, además, su diferenciación entre valor de uso y valor de cambio, una de las grandes aportaciones teóricas de Smith. Definió el primero como el valor que tienen los bienes en función de su utilidad, entendiendo que el valor de cambio es el que alcanzan los bienes al ser puestos a la venta en el mercado, lo que depende, consecuentemente, no tanto de su utilidad propia, sino de lo que alguien está dispuesto a pagar, es decir, de la ley de la oferta y la demanda. El precio de los bienes y servicios, pues, tiende a fijarse de un modo natural, por la simple interacción de los agentes económicos, por lo que la teoría de Smith defiende la no intervención por parte del Estado.