Amedeo Modigliani

“Mujer con collar”, obra expresionista de Amedeo Modigliani

Amedeo Modigliani (1884-1920) pintor, escultor y dibujante italiano que desarrolló su profesión artística en París. Sus trabajos son fácilmente reconocibles por lo ovalado de sus rostros en los retratos y lo llamativo de los colores empleados.

Nacido el 12 de julio de 1884 en Livorno (Italia), Amedeo Modigliani se formó y trabajó en París, donde descubrió la pintura de autores consagrados como Pablo Picasso o Tolouse-Lautrec. Aunque sin duda su modelo en el mundo de la pintura fue Paul Cézanne, Modigliani se alejó de las representaciones naturales a las que sí se dedicaba el artista francés. De su primera etapa destaca la obra Cabeza de joven mujer (1908). La particularidad del trabajo de Modigliani radica en la simplicidad de las líneas, empleo de formas alargadas y variedad cromática.

En vida no obtuvo el favor de sus contemporáneos, en cierta medida por su relación con las drogas y su modo de vida un tanto desordenado, ni del público. En 1917 expuso sus pinturas en la galería de Berta Weil, en la que obtuvo sin embargo un éxito muy moderado, en parte porque la policía impidió que se mostraran cinco de los cuadros dedicados a desnudos por considerarlos una “ofensa al pudor”, y en 1919 en la Hilla Gallery de Londres. Pese a todo, sus cuadros de desnudos femeninos (Desnudo sentado) y sus peculiares retratos, muchos de ellos inspirados en su compañera sentimental, Jeanne Hébuterne, en los que resaltan unos rostros que contienen rasgos manieristas, forman parte de la historia del arte como representación de las tendencias artísticas del siglo XX.

También cultivó el arte de esculpir, animado por el artista rumano Constantin Brancusi. Influido por las esculturas griegas arcaicas y por las máscaras talladas en África, el bohemio italiano trasladó su personal estilo pictórico a la escultura, consiguiendo figuras esquematizadas trabajadas directamente sobre la piedra. Su Conjunto decorativo fue expuesto en el Salón de Otoño (París, 1912).

Amedeo Modigliani murió en París el 24 de enero de 1920 de tuberculosis, enfermedad que padeció desde niño.