Diego Armando Maradona

Diego Armando Maradona

Diego Armando Maradona (nacido en 1960), futbolista internacional argentino considerado como uno de los mejores de la historia de este deporte, en cuyo palmarés destaca la consecución del Campeonato Mundial de Fútbol celebrado en México en 1986.

Diego Armando Maradona nació el 30 de octubre de 1960 en Lanús, Buenos Aires (Argentina) en el seno de una familia humilde. Comenzó a jugar al fútbol a muy temprana edad en las categorías inferiores de diversos clubes menores hasta que a los catorce años fichó por el Club de Fútbol Argentinos Juniors, con el que debutó en primera división con apenas quince años. Poco después, el 27 de febrero de 1977, tuvo lugar su primera aparición con la selección de su país. Dos años más tarde, Maradona fue determinante para que la selección juvenil argentina ganara la Copa Mundial de Fútbol Juvenil.

En 1981 firmó por el Club de Fútbol Boca Juniors, con el que conquistó un campeonato antes de dar el salto al fútbol europeo en 1982 al fichar por el Fútbol Club Barcelona. En el conjunto catalán, en el que permaneció dos temporadas, no tuvo excesiva fortuna y conquistó únicamente una Copa del Rey y una Supercopa de España.

Tras abandonar el Barcelona, Maradona firmó por el Club de Fútbol de Nápoles, en el que permaneció durante siete temporadas. En las filas del equipo italiano logró dos títulos de Liga, una Copa de Italia, una Supercopa de Italia y una Copa de la UEFA. Sin embargo, el mayor éxito deportivo lo alcanzó con la selección de su país en la Copa Mundial de Fútbol celebrada en México en 1986, donde el equipo argentino, liderado por Maradona, se impuso en la final del torneo a Alemania. Con anterioridad, en el partido de cuartos de final que enfrentó a Argentina con Inglaterra, el jugador argentino había logrado dos de los goles más famosos de la historia de los mundiales: el primero de ellos lo marcó con la mano y el segundo tras regatear a seis defensores ingleses.

En la siguiente cita mundialista celebrada en Italia en 1990, Alemania y Argentina, capitaneada de nuevo por Maradona, se volvieron a enfrentar en la final, si bien en esta ocasión fue la selección germana la que se hizo con el título.

El ocaso de la carrera deportiva del futbolista argentino comenzó en 1991 como consecuencia de un positivo por cocaína y un posterior arresto por tenencia de estupefacientes por el que fue sancionado sin jugar al fútbol durante quince meses.

Una vez cumplida la sanción, Maradona regresó a los terrenos de juego en las filas del equipo del Club de Fútbol de Sevilla, que abandonó en 1993 sin disputar una temporada completa. Fichó por Newell's Olds Boys y en 1994, durante la disputa de la Copa Mundial de Fútbol celebrada en los Estados Unidos, volvió a dar positivo en un control antidopaje, por lo que se le impuso de nuevo una sanción de quince meses. Durante este tiempo intentó sin éxito entrenar a varios equipos.

En 1995, una vez cumplido el periodo de sanción, regresó a los terrenos de juego firmando por el Boca Juniors. El 30 de octubre de 1997, tras un nuevo positivo en un control antidopaje, decidió anunciar su retirada definitiva de los terrenos de juego.

Como consecuencia de su adicción a las drogas, Maradona tuvo que ser internado en varias ocasiones en centros de desintoxicación. Superados sus problemas de adicción, se sometió a una operación de reducción de peso antes de regresar a la vida pública argentina como presentador de un popular programa de televisión.

La carrera futbolística de Maradona cumplió un nuevo hito cuando en 2008 fue nombrado seleccionador del combinado nacional de la Argentina, un puesto que ocupó hasta 2010. La clara derrota ante Alemania en los cuartos de final de la Copa del Mundo de 2010 motivó la no renovación del técnico en su cargo. En la temporada 2011-2012, Maradona ejerció como entrenador del club Al Wasl, en los Emiratos Árabes Unidos.