Adolfo López Mateos

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Adolfo_L%C3%B3pez_Mateos_(1963).jpg

Adolfo López Mateos (1910-1969), político e intelectual mexicano, fue presidente de la República entre 1958 y 1964. Impulsó la modernización del país mediante importantes medidas económicas, educativas y laborales, y optó por una política exterior equilibrada y neutral.

Nacido el 26 de mayo de 1910 en Atizapán de Zaragoza (México), López Mateos cursó estudios superiores en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y se graduó en leyes en 1934. Tras ejercer como periodista y profesor de literatura durante algunos años, inició su trayectoria política e institucional, convirtiéndose en senador por su estado natal en 1946 y desempeñando luego cargos diplomáticos en el exterior. Tras convertirse en secretario general del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se ocupó de la campaña electoral de Adolfo Ruiz Cortines, en cuyo posterior gobierno (1952-1957) López Mateos fue máximo responsable de trabajo y previsión social.

En la siguiente legislatura, López Mateos alcanzó la presidencia de México y durante su mandato (1958-1964) desarrolló un denso programa de progreso social y educativo. Creó el Instituto Nacional de Protección a la Infancia con objeto de promover y organizar la educación pública; estableció también el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para la protección de los trabajadores e implantó otras medidas fiscales, económicas y sociales que promovieron el crecimiento económico y comercial del país.

No descuidó López Mateos la política internacional, materia que conocía bien y en la que fue excelente negociador. Promovió la apertura de la economía mexicana a nuevos mercados exteriores, alcanzó acuerdos con los Estados Unidos para el reconocimiento de los emigrantes mexicanos en aquel país e hizo que México fuera uno de los países fundadores de la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio. Se negó, por otro lado, a romper relaciones con Cuba, recién desembarcada en el régimen comunista.

Antes de finalizar su mandato, logró que la ciudad de México recibiera el encargo de organizar la XIX edición de los Juegos Olímpicos, a celebrarse en 1968.

Sucedido en la presidencia por Gustavo Díaz Ordaz en 1964, López Mateos falleció en la ciudad de México el 22 de septiembre de 1969.