Akira Kurosawa

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Akirakurosawa-onthesetof7samurai-1953-page88.jpg

Akira Kurosawa (1910-1998), cineasta japonés cuyas películas se caracterizan por la maestría narrativa, el preciosismo estético y la indagación en la naturaleza de la cultura japonesa y su fusión con el arte occidental.

Akira Kurosawa nació en Tokio (Japón) el 23 de marzo de 1910. Desde que ingresó en la escuela mostró un gran talento artístico, además de un interés insaciable por la pintura y el arte occidental. Sus inquietudes se fijaron rápidamente en el cine, en el que encontró un medio de expresión autónomo que podía dar cabida a su personalidad inquieta y depresiva.

Después de trabajar durante diversos años como ayudante de dirección, Kurosawa estrenó su primera película, La leyenda del gran judo (1942), en la que mostró su afición por la historia y las tradiciones de su cultura.

A finales de los años cuarenta el director nipón conoció al actor Toshiro Mifune, al que le uniría una profunda amistad y quien protagonizaría la mayor parte de sus películas, y en 1948, además de estrenar El ángel borracho, creó su propia productora, Kurosawa Productions, con el fin de trabajar con la más absoluta independencia y poder desarrollar un cine artesano, controlando cada uno de los procesos y los elementos que constituyen una película.

En el año 1950 el realizador oriental estrenó Rashomon, película esencial dentro de su filmografía puesto que le abrió las puertas de occidente al ganar el León de Oro en el Festival de Venecia.

Durante la década de los cincuenta Kurosawa dirigió algunas de sus obras maestras, como Los siete samuráis (1954), en la que retrata la vida de los samuráis como si se tratase de un western.

El acercamiento del director a occidente supuso sin embargo su decadencia en oriente. Los japoneses dejaron de mostrar interés por su obra, y no encontró productores que quisiesen sacar adelante sus proyectos.

A partir de los años sesenta Kurosawa consiguió filmar sus proyectos gracias al capital extranjero, procedente en su mayor parte de Europa y los Estados Unidos. De esta forma sacó a la luz tres de las películas más importantes y bellas de la historia del cine: Dersu Uzala (1975), por la que recibió un Óscar, Ran (1980) y Los sueños de Akira Kurosawa, que fue financiada por dos de su mayores seguidores: Steven Spielberg y George Lucas.

En sus últimos días, aquejado de diversas enfermedades, como la depresión, Kurosawa recibió el reconocimiento de occidente con un Óscar honorífico, que evidenciaba su genio y su huella en los mejores directores norteamericanos.

Akira Kurosawa murió en Tokio el 6 de septiembre de 1998. En la actualidad es considerado como el mejor cineasta oriental de la historia del cine, y su obra supone la expresión más bella y perfecta de la fusión de las antiguas tradiciones japonesas con el arte occidental y la narrativa estadounidense.