Adolf Hitler

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Adolf_Hitler_cropped_restored.jpg

Adolf Hitler (1889-1945), político, presidente y dictador del III Reich alemán. Dotado de una gran capacidad de alocución, fuerte magnetismo y arrolladora personalidad, estableció una dictadura totalitaria en la que controló todos los resortes de la vida pública y privada de sus ciudadanos. Embarcó a su país y al conjunto de Europa en la Segunda Guerra Mundial, convirtiéndose en uno de los personajes más controvertidos y odiados de la historia. Su vida y obra ha sido y es una de las más estudiadas, dando lugar a una amplísima bibliografía.

Primeros años

Adolf Hitler nació en la localidad austriaca de Braunau am Inn el 20 de abril de 1889. Hijo de un modesto funcionario de aduanas y de una humilde campesina, pasó gran parte de su niñez en la ciudad austriaca de Linz, donde comenzó unos estudios de enseñanza media que no llegó a concluir. Hacia 1907, se trasladó a Viena con la esperanza de ingresar en la Academia de Bellas Artes y convertirse en pintor, lo que tampoco consiguió. En los años que residió en la capital austriaca, vivió con precariedad y solitariamente, y fue configurando su pensamiento político, basado en el desprecio a la democracia, el antisemitismo y un exacerbado pangermanismo. En 1913, se trasladó a Munich donde le sorprendió el inicio de la Primera Guerra Mundial. Se presentó voluntario en el ejército alemán y se distinguió en diversas acciones de guerra, consiguiendo varias condecoraciones. Ascendió a cabo y fue herido de gravedad en 1916, siendo trasladado a un hospital donde permaneció hasta el final de la contienda.

El partido Nacional Socialista en entreguerras

En 1919, regresó a Munich y permaneció un tiempo en el Ejército. En septiembre de ese año, sus inquietudes políticas le llevaron a ingresar en el pequeño Partido Obrero Alemán (DAP) al que, poco después, consagró todo su tiempo y esfuerzo. En 1920, el DAP pasó a llamarse Partido Obrero Nacional Socialista Alemán (NSDAP) más conocido como partido nazi y del que Hitler fue nombrado jefe plenipotenciario en julio de 1921. Desde entonces, desarrolló una frenética actividad, lo que le permitió convertirse en una figura bastante conocida en Munich y empezar a ganarse a influyentes círculos de empresarios e industriales, así como contactar con quienes serían sus principales colaboradores en el futuro: Herman Göring, Julius Streicher, Joseph Goebbels y Heinrich Himmler, entre otros.

En esos años de la posguerra, Alemania vivía en una constante inestabilidad política y económica, lo que aprovechó Hitler para intentar una sublevación contra la República en noviembre de 1923. Este intento de golpe de Estado, llamado el putsch de Munich, fracasó y Hitler fue condenado a cinco años de prisión, de los que finalmente sólo permaneció ocho meses en la cárcel. Durante ese tiempo, escribió un libro, Mi Lucha (Mein Kampf), considerado la biblia nazi y en el que exponía su pensamiento: superioridad de la raza aria alemana sobre el resto, fuerte antisemitismo y oposición al marxismo, predominio de las masas por encima de los interesas del individuo, la necesidad de creación de un espacio vital para Alemania (Lebensraum), etc.

En diciembre de 1924, Hitler salió de la cárcel y se marcó como objetivo alcanzar el poder por medios legales. Poco a poco el número de afiliados al partido nazi aumentó, pero fue la depresión económica internacional de 1929 lo que le catapultó a la cima. La pobreza de millones de trabajadores y la inestabilidad de los sucesivos gobiernos hicieron que muchos alemanes volvieran sus ojos a una persona que prometía sacar al país de la crisis y les daba esperanzas. Así, la representación del partido nazi en el Reichstag (Parlamento) pasó del 2% en 1928 al 18% en 1930 y aunque en 1932 Hitler fue derrotado por Paul von Hindenburg en la lucha por la presidencia, en las elecciones generales de julio de ese mismo año los nazis se convirtieron en el partido más votado.

La dictadura de Hitler (1933-1945)

En enero de 1933, el presidente Hindenburg lo nombró canciller, lo que permitiría a Hitler hacerse con el control del estado alemán y convertirse en dictador. En febrero de ese año, un incendio del Reichstag, inicialmente atribuido a comunistas, sirvió a Hitler para decretar el estado de emergencia y prohibir toda formación política de izquierda. Posteriormente, en mayo de 1933, fueron suspendidos todos los partidos políticos y sindicatos, excepto el nazi, que se hizo con el control de la burocracia, la educación, el sistema judicial, la economía, los medios de comunicación y las actividades culturales. Al mismo tiempo, Hitler acabó con la disidencia interna de su partido en la llamada “Noche de los cuchillos largos” (junio de 1934), al ejecutar a varios de sus colaboradores. En agosto de ese año, el fallecimiento de Hindenburg posibilitó que Hitler asumiera también el cargo de presidente.

Desde entonces, Hitler se convirtió en el Führer, el guía o líder absoluto de Alemania. Para controlar las masas confirió el ministerio de educación y propaganda a manos de Goebbels y potenció la policía secreta, la Gestapo, para perseguir y controlar a posibles disidentes. Además, construyó numerosos campos de concentración para recluir a oponentes políticos, enemigos del régimen, y personas que no cumplieran con el ideal de la raza aria, como enfermos y miembros de otras etnias. También comenzaron las persecuciones contra los judíos, las confiscaciones de sus propiedades y el asalto a sus sinagogas, que quedó plasmada en la llamada “Noche de los cristales rotos”, ocurrida en noviembre de 1938.

Asimismo, Hitler llevó a cabo un amplio programa de reformas destinadas a facilitar el rearme del ejército alemán, orientando la industria en esa dirección (lo que tuvo como consecuencia la desaparición del desempleo) y restableciendo, en marzo de 1935, el servicio militar. Estas medidas sirvieron de base para la creación de un nuevo imperio alemán.

En política exterior, Hitler denunció el Tratado de Versalles, sacó a Alemania de la Sociedad de Naciones, consiguió reincorporar la región del Sarre a Alemania y se hizo con el control de la región desmilitarizada de Renania. Buscó la relación con dictadores de inspiración similar, firmando el pacto Eje Roma-Berlín con el dictador italiano Benito Mussolini en 1936, estableciendo poco después el Pacto Antikomintern con Japón y enviando equipo militar para apoyar al general Franco durante la Guerra Civil española. En marzo de 1938, se anexionó Austria (Anschluss) y, tras la conferencia de Munich de septiembre de ese año, incorporó la zona de los sudetes, que hasta entonces pertenecía a Checoslovaquia. En marzo de 1939, las tropas alemanas invadieron el resto de ese país y establecieron el Protectorado de Bohemia y Moravia. En esas fechas, también logró incorporar a Alemania el territorio de Memel en Lituania.

En agosto de 1939 firmó un pacto de no agresión con la Unión Soviética (a pesar de su visceral anticomunismo) como paso previo a la invasión de Polonia, que se efectuó el 1 de septiembre de 1939, lo que dio inicio a la Segunda Guerra Mundial. En poco tiempo, los ejércitos alemanes dominaron gran parte de Europa y pareció que la guerra se iba a saldar con su victoria. Sin embargo, la invasión de la URSS y la entrada de los Estados Unidos en la guerra cambiaron el signo de ésta. Las graves derrotas alemanas en El Alamein (norte de África, noviembre de 1942) y Stalingrado (Rusia, diciembre de 1942) marcaron el principio del fin para Hitler. Sus ejércitos comenzaron a retroceder en todos los frentes y pronto se vio rodeado de enemigos. Incluso la disidencia alemana intentó asesinarlo en julio de 1944, aunque fracasó. Finalmente, con las tropas rusas ante las puertas de Berlín, se suicidó el 30 de abril de 1945.

Con la muerte de Hitler y el fin de la guerra se conocieron los horrores de la Alemania nazi, especialmente los campos de concentración y exterminio, que significaron la muerte de alrededor de seis millones de presos, en su mayoría judíos.

Cronología de Adolf Hitler

1899 – Nace Adolf Hitler en Austria.

1907 – Se traslada a Viena para estudiar en la Academia de Bellas Artes.

1913 – Se traslada a Munich. Voluntario para combatir en la Primera Guerra Mundial.

1916 – Herido de gravedad en combate.

1919 – Regresa a Munich. Ingresa en el Partido Obrero Alemán.

1921 – Nombrado jefe del Partido Obrero Nacional Socialista Alemán.

1923 – Fracasa en un intento de golpe de Estado. Es encarcelado. Escribe Mein Kampf.

1924 – Abandona la cárcel. Aumenta progresivamente el número de afiliados a su partido.

1932 – El Partido Obrero Nacional Socialista Alemán se convierte en el más votado.

1933 – Accede al poder. Inicio de la dictadura. Antisemitismo.

1934 – Noche de los cuchillos largos.

1936 – Pacto Eje Roma-Berlín con Mussolini.

1938 – Noche de los cristales rotos. Persecuciones a los judíos.

1939 – Invade Polonia. Comienza la Segunda Guerra Mundial.

1942 – Derrota alemana en Stalingrado.

1945 – Con las tropas rusas ante las puertas de Berlín, Hitler se suicida.