Acrisoles

http://www.bildarchiv-boden.de/weltweit/b2.htm

Suelos ferruginosos, lavados y ácidos. Su horizonte B (la segunda, comenzando por la superficie, de las capas que componen un suelo) se caracteriza por su elevado contenido de arcillas. Son característicos de climas cálidos.

Suelen ser suelos con un perfil muy diferenciado, se aprecia bien dónde comienzan y terminan sus horizontes: A (superficial), B (arcilloso) y C (roca madre parcialmente alterada). Carecen de horizonte D (roca madre sin alterar).

Los acrisoles se dividen en cuatro grupos. Los acrisoles plínticos son los que poseen en su primer metro de espesor una mezcla importante de hierro y arcilla. Se endurecen al desecarse. Los acrisoles gleicos se hallan cubiertos durante gran parte del tiempo por una capa de agua, lo que reduce considerablemente su contenido de oxígeno. Los acrisoles húmicos poseen un contenido de materia orgánica superior al de los otros tipos. Por último, los acrisoles férricos son los que se hallan más alterados.