Acetona

Cetona que posee tres átomos de carbono en su cadena, que recibe el nombre de propanona, según la IUPAC. Su fórmula es:

CH3 ? CO ? CH3

La acetona es un líquido incoloro, de olor característico, cuyo punto de ebullición es de 56,3 ºC. Es soluble en agua en todas las proporciones y, a su vez, es un magnífico disolvente de grasas, resinas, aceites, barnices, etc. Especial mención debe hacerse a su capacidad para disolver acetileno. Su tensión de vapor es muy elevada, lo que la hace fácilmente convertible en vapores inflamables.

Originariamente se obtenía a partir del ácido acético procedente de la destilación de la madera, mediante calentamiento y en presencia de catalizadores:

2CH3 ? COOH      CH3 ? CO ?CH3 + H2O

Este procedimiento se vio sustituido por otro que hacía pasar una mezcla compuesta por acetileno, oxígeno y vapor de agua a través de una pasta de carbón, con lo que se obtenía un ácido acético del que, posteriormente, se derivaba la acetona. La reacción debía ser catalizada con cloruro de cinc, pero fue reemplazada por otro método en el que la acetona es obtenida a partir del acetato de calcio, mediante el siguiente proceso:

CH3 ? COO ? Ca ? OOC ? CH3      CH3 ? CO ? CH3 + CO3Ca

Otros métodos de obtención son la oxidación del alcohol isopropílico logrado a partir del propileno de craqueo y la fermentación del almidón, mediante el empleo de bacterias Clostridium acetobutilicum.

De forma natural, puede hallarse acetona en algunos vegetales y como producto asociado a emisiones volcánicas o a la combustión del tabaco y de la gasolina.

En el ser humano, puede aparecer como consecuencia de un trastorno fisiológico, mediante el cual se queman grasas, en lugar de glucosa, para obtener la energía que precisa el organismo y que se manifiesta principalmente en niños o en adultos diabéticos insulinodependientes. La ingesta de acetona o la exposición continuada a ella es causa de diversos problemas que van desde vómitos y simples irritaciones de nariz y ojos hasta patologías de verdadera trascendencia.

Industrialmente, se emplea en la producción de seda artificial, pólvoras especiales, plásticos, fibras y medicamentos. Al ser, como se ha dicho, un buen disolvente, se utiliza también con este fin. Durante mucho tiempo ha sido un agente fundamental en la producción de caucho sintético.

Una sustancia importante derivada de la acetona es el metil metacrilato (MMA), sustituto del vidrio. También son notables otros productos, como el bisfenol ? A y las resinas policarbonatadas, de amplia aplicación en electrónica y en la industria del automóvil.