7 artículos

Arquitectura de recreo

La arquitectura puede definirse como el arte y técnica utilizados en el diseño y la edificación de inmuebles. Se trata de un arte cuyo objetivo trasciende lo puramente estético, para buscar una finalidad práctica y utilitaria. Por ello, puede hablarse de diferentes tipos de arquitectura, en función de las necesidades a las que sirven. Los edificios destinados al recreo de las personas abarcan una gran diversidad: desde los teatros a las bibliotecas, pasando por gran número de instalaciones deportivas, como estadios, piscinas e hipódromos. La construcción de teatros se remonta a la antigua Grecia, donde gozaron de una gran popularidad. Acostumbraban a estar al aire libre, y se aprovechaba la inclinación de una ladera para la instalación del graderío. La principal función que habían de cumplir estos teatros es que todos los espectadores pudieran ver y oír la representación que tenía lugar en el escenario. Con el paso del tiempo, tal función ha permanecido invariable. Las...

Arquitectura del estado de bienestar

La arquitectura puede definirse como el arte y técnica utilizados en el diseño y la edificación de inmuebles. Se trata de un arte cuyo objetivo trasciende lo puramente estético, para buscar una finalidad práctica y utilitaria. Por ello, puede hablarse de diferentes tipos de arquitectura, en función de las necesidades a las que sirven. En la actualidad todas las sociedades desarrolladas disponen de instalaciones que satisfagan sus necesidades sanitarias, educativas y de seguridad pública, además de proveerlas de agua, electricidad, alcantarillado y demás servicios. Sin embargo, la arquitectura que corresponde a estas actividades, denominada arquitectura del estado de bienestar, ha variado en gran medida a lo largo de la historia y difiere de unas sociedades a otras. Los antiguos griegos pusieron gran énfasis en las instituciones dedicadas a la salud y la educación del pueblo, mientras que los romanos construyeron sus ciudades de forma que dispusieran de sistema de agua, carreteras y...

Arquitectura doméstica

La arquitectura puede definirse como el arte y técnica utilizados en el diseño y la edificación de inmuebles. Se trata de un arte cuyo objetivo trasciende lo puramente estético, para buscar una finalidad práctica y utilitaria. Por ello, puede hablarse de diferentes tipos de arquitectura, en función de las necesidades a las que sirven. La arquitectura doméstica ha producido históricamente construcciones destinadas a albergar y proteger la unidad social mínima: la familia, y por extensión a cualquier grupo de individuos que desarrollen una vida en común. Estas construcciones pueden servir también como espacio donde se lleven a cabo ciertas actividades comerciales, industriales o agrícolas relacionadas con quienes las ocupan. Los requisitos básicos de este tipo de arquitectura son, además de prestar una protección adecuada frente a los elementos, contar con un lugar donde cocinar, otro destinado al descanso, una instalación sanitaria y disponer de iluminación. A medida que la...

Arquitectura gubernamental

Bajo la calificación de arquitectura gubernamental se recogen los edificios donde se realizan las funciones englobadas en el gobierno de una comunidad. Dentro de este tipo se engloban pues los palacios, los parlamentos, las cortes de justicia, etc. Del mismo modo que ocurre en la arquitectura religiosa con las distintas religiones, no existe un único tipo de edificio que se ajuste a las diferentes clases de gobierno. En los gobiernos absolutistas, dirigidos por una sola persona, como ocurría en la época moderna con los reyes, el edificio donde se desempeñaba el gobierno era la misma residencia del gobernante. A medida que las formas de gobierno fueron evolucionando, también lo fue haciendo la arquitectura de sus edificios, que ganó en diversidad y complejidad. Los edificios relacionados con el gobierno cumplen una importante función simbólica. Son una representación de la relación que el poder mantiene con su pueblo. Los dirigentes a los que se atribuía un carácter divino, como...

Arquitectura megalítica

En la franja atlántica europea, de norte a sur, a mediados del V milenio a.C., hizo su aparición el megalitismo, sorprendentes sepulcros colectivos en piedra con frecuencia levantados en emplazamientos sobrecogedores, que representan la más antigua forma de arquitectura. Su presencia significa no sólo la existencia de grupos humanos poseedores de una concepción religiosa propia, sino de una organización social avanzada sin la cual no habría sido posible su construcción. Favorecidos por los cambios climáticos, con el descubrimiento de la agricultura los hombres se hicieron sedentarios; atarse a la tierra para esperar la recogida de las cosechas acarreó el mayor cambio de la historia de la humanidad: la revolución neolítica. La caza dejó de ser necesidad urgente y una nueva forma de vida en poblados desplazó definitivamente el nomadismo anterior, dando lugar también al nacimiento del pastoreo, el tejido, la carpintería, la cerámica y la arquitectura. Estudios científicos han...

Arquitectura modernista

El modernismo es un estilo arquitectónico y decorativo que se desarrolló en Europa entre finales del siglo XIX y principios del XX. A partir del año 1900, cobró impulso en el arte occidental un rechazo frontal hacia el historicismo arquitectónico decimonónico. Este rechazo se tradujo en una serie de movimientos artísticos que afectaron a las artes aplicadas (decoración, diseño gráfico) y sobre todo, a la arquitectura. El movimiento, agrupado genéricamente bajo el nombre de modernismo englobaba a distintas variantes locales como el art nouveau francés, el jugendstil alemán o el stile floreale italiano. En algunos casos se dieron evidentes diferencias entre ellos y, por ejemplo, el art nouveau tendió a favorecer la línea curva sobre la recta, mientras que los grandes representantes de la Bauhaus, Walter Gropius y Ludwig Mies van der Rohe , apostaron por las construcciones en las que lo cúbico forma la estructura nuclear. A pesar de estas diferencias, se suele considerar que hay una...

Arquitectura religiosa

Motivos religiosos han impulsado la construcción de importantes obras arquitectónicas. La historia ha demostrado que, a lo largo de los siglos y en civilizaciones distintas, los maestros arquitectos han procurado crear espacios adecuados a las demandas de los diferentes credos religiosos. La razón de ser de un edificio es cumplir con la función para la que ha sido construido. Del mismo modo que las características funcionales de un edificio religioso no son las mismas que las de uno público, las soluciones constructivas variarán en cada religión, ya que las necesidades litúrgicas o rituales de unas y otras serán también de diferente naturaleza. En la mayor parte de las religiones monoteístas, el templo debe cumplir con una doble función: desde el punto de vista religioso, debe albergar el culto o proteger las imágenes o reliquias; desde el punto de vista social, tiene que acoger a un gran número de fieles en un recinto que invite a la oración. Los problemas constructivos se...