38 artículos

Alonso Berruguete

Alonso Berruguete (hacia 1488-1561), pintor y escultor renacentista español célebre por la creación de impresionantes retablos y considerado como el precursor de la escultura barroca. Nacido hacia 1488 en Paredes de Nava (Corona de Castilla; actual provincia de Palencia, España), fue formado por su padre, el también pintor Pedro Berruguete, en el arte de la pintura desde sus primeros años de vida. Hacia 1507 viajó a Italia para continuar con su formación como pintor, descubriendo allí la obra de Miguel Ángel, por la que sintió un gran interés. Asimismo, estudió a otros artistas italianos, entre los que destacan Leonardo da Vinci, Donatello y Filipino Lippi, cuya influencia manierista le llevó a realizar obras como Salomé, donde la exaltación de los sentimientos y el dramatismo constituyen un claro exponente de lo que sería el movimiento barroco posterior. Berruguete volvió a España entre 1517 y 1518, instalándose en Valladolid, donde fue nombrado pintor de la corte de Carlos I de...

Amedeo Modigliani

Amedeo Modigliani (1884-1920) pintor, escultor y dibujante italiano que desarrolló su profesión artística en París. Sus trabajos son fácilmente reconocibles por lo ovalado de sus rostros en los retratos y lo llamativo de los colores empleados. Nacido el 12 de julio de 1884 en Livorno (Italia), Amedeo Modigliani se formó y trabajó en París, donde descubrió la pintura de autores consagrados como Pablo Picasso o Tolouse-Lautrec. Aunque sin duda su modelo en el mundo de la pintura fue Paul Cézanne, Modigliani se alejó de las representaciones naturales a las que sí se dedicaba el artista francés. De su primera etapa destaca la obra Cabeza de joven mujer (1908). La particularidad del trabajo de Modigliani radica en la simplicidad de las líneas, empleo de formas alargadas y variedad cromática. En vida no obtuvo el favor de sus contemporáneos, en cierta medida por su relación con las drogas y su modo de vida un tanto desordenado, ni del público. En 1917 expuso sus pinturas en la galería...

Andrea del Verrocchio

Andrea del Verrocchio (1435-1488) escultor, pintor y orfebre italiano, conocido por ser uno de los escultores más representativos del primer Renacimiento (quatroccento). Trabajó para la familia Médicis y fue maestro de Leonardo da Vinci y de Sandro Botticcelli. Andrea di Michele di Francesco di Cioni nació en 1435 en Florencia (Italia). Según la tradición biográfica, aprendió el oficio de orfebre en el estudio de Giuliano Verrocchio, de quien tomaría el seudónimo, si bien no se tienen suficientes datos para confirmar este hecho. Asimismo se creyó tradicionalmente que Donatello fue su maestro en escultura; información que también se pone en duda, pues las primeras obras de Verrocchio se asemejan más a las de Antonio Rossellino que a las de Donatello. La primera obra de la que se tiene noticia es Lavabo (1465-1466), de la época en la que murió Donatello y Verrocchio comenzó a trabajar bajo el mecenazgo de la familia Médicis, para quien realizó el mausoleo de Piero y Giovanni de...

Antoni Tàpies

Antoni Tàpies (1923-2012) pintor y escultor español, fue el primer artista que introdujo el arte abstracto contemporáneo en España. Las influencias que adquirió en Francia marcaron la tendencia surrealista de sus trabajos iniciales; posteriormente cultivó el arte abstracto, consolidándose como uno de los creadores más relevantes del panorama internacional. Antoni Tàpies Puig nació en Barcelona (España) el 13 de diciembre de 1923. En 1941 inició estudios de Derecho, que abandonó en 1946 después de una larga convalecencia por una enfermedad pulmonar, en el transcurso de la cual quedaría decidida su vocación artística. Autodidacta, sus primeras producciones se enmarcaron en el realismo y en imitaciones de obras de Pablo Picasso y Vincent van Gogh. Su pintura derivó en un “realismo mágico” de paisajes imaginarios y en la corriente surrealista. En 1948 fundó el grupo Dau al Set, compuesto por artistas catalanes que promovían una ruptura con el convencionalismo pictórico y cultural a...

Antonio Canova

Antonio Canova (1757-1822), escultor italiano considerado como el máximo representante de la escultura neoclásica. Su producción engloba, por encima de todo, la temática mitológica, con la que recuperó la tradición estilística griega y romana. Entre sus obras más importantes están Dédalo e Ícaro, Cupido y Psique o el retrato de Paulina Bonaparte Borghese como Venus. Antonio Canova, marqués de Ischia, nació el 1 de noviembre en Possagno (Italia). Hijo y nieto de picapedreros, en 1768 entró para formarse en el taller del escultor Giuseppe Bernardi, donde leyó a los clásicos y aprendió el dibujo del desnudo. Establecido en 1775 con su propio estudio en Venecia, en 1779 Canova ejecutó su primera obra de importancia, Dédalo e Ícaro, de gran realismo a pesar de mostrar todavía formas rococó. Para adquirir un conocimiento profundo de la antigüedad clásica, de sus formas y su lenguaje, entre 1779 y 1781 visitó las excavaciones de Nápoles y alrededores (Paestum, Pompeia y Herculano), y en...

Auguste Rodin

Auguste Rodin (1840-1917), escultor francés considerado como uno de los más relevantes del siglo XIX y principios del XX. Los mejores ejemplos de su producción los realizó en bronce, destacando obras que han adquirido con el tiempo el carácter de iconos, como El beso o El pensador. Auguste Rodin nació en París (Francia) el 12 de noviembre de 1840. Su formación artística la inició en una escuela pública para artesanos, al no ser admitido en la École des Beaux-Arts de París. A pesar de este revés, no desestimó lo que para él era una clara vocación, y alternó su aprendizaje con constantes visitas al Louvre. Su formación incluyó asimismo trabajar durante cierto tiempo para varios escultores, a los que asistía realizando ornamentos y detalles. En 1875 viajó a Italia, donde quedó fascinado por las esculturas del Renacimiento, sobre todo por las de Donatello y Miguel Ángel, cuyo lenguaje le ayudó a superar el academicismo imperante en la época. Rodin dotó de lenguaje y expresión a la...

Bertel Thorvaldsen

Bertel Thorvaldsen (o Thorwaldsen) (1770-1844), escultor neoclásico danés, amante del arte de la antigüedad clásica. En su haber tiene una producción muy fructífera con esculturas (Jasón con el vellocino de oro, 1803, o Cristo con los brazos extendidos),relieves, sepulcros, bustos sobre mármol y frisos (El triunfo de Alejandro Magno, 1812), siempre siguiendo los cánones griegos y romanos. Nacido el 19 de noviembre de 1770 en Copenhague (Dinamarca), Thorvaldsen comenzó en el mundo del arte en su país natal, Dinamarca, aunque pronto viajó a Roma gracias a una beca. Allí se impregnó del arte clásico de Grecia y Roma y esculpió sus obras más reconocidas: Jasón, Las tres gracias y el relieve sobre el triunfo de Alejandro Magno, entre otras. Los primeros reconocimientos le llegaron entre 1805 y 1812 al convertirse en miembro de la Academia de Copenhague, de San Lucas en Roma y de Viena, además de ostentar diversos títulos nobiliarios en su país natal. Tras permanecer una temporada en...

Donatello

Donatello (h. 1386-1466), escultor renacentista italiano, considerado como el más importante del quattrocento. Donatello ejecutó sobre todo temas religiosos, y entre sus obras más famosas se encuentran el David o la estatua ecuestre del Gatamelatta. Donato Niccolo de Betto Bardi nació hacia 1386 en Florencia (Italia). Se cree que aprendió a esculpir en piedra enseñado por alguno de los escultores que trabajaban en la catedral alrededor de 1400. Colaborador del broncista Lorenzo Ghiberti, trabajó con éste en los relieves de las puertas del baptisterio de la catedral de Florencia. La influencia de Ghiberti puede verse en sus primeras obras, como el David en mármol o San Juan Evangelista, realizadas con la gracia y suavidad de curvas características del gótico internacional. Sus primeras esculturas importantes aparecieron en 1415, cuando realizó para los nichos de la iglesia de San Michele San Marcos y San Jorge. En ellas, el cuerpo humano se desprendía por primera vez desde el...

Esculpido

Técnica escultórica de sustracción de materia que consiste en labrar un material duro, como la piedra o el mármol, hasta darle la forma deseada. Los materiales empleados con más frecuencia son las rocas. Éstas presentan una serie de ventajas que las hacen especialmente idóneas para la escultura. En primer lugar, la mayoría son resistentes al agua y a las variaciones de temperatura, por lo que pueden emplazarse en exteriores. Por otro lado, existen abundantes tipos de roca, en gran cantidad y en todos los lugares del mundo, pudiendo ser obtenida en forma de grandes bloques, por lo que es posible elaborar esculturas de gran tamaño. Las rocas, además, poseen una estructura y textura homogéneas, y aquellas que son de grano fino pueden pulimentarse. Desde el punto de vista de la escultura, dentro de las rocas se diferencian dos tipos: las metamórficas y sedimentarias por un lado, y las ígneas por otro. Las rocas metamórficas y las sedimentarias son generalmente más blandas. Entre ellas...

Escultura

Arte de esculpir, tallar o modelar figuras con volumen en diversos materiales, como piedra, mármol, bronce o madera. Dentro de las artes plásticas, la escultura aporta un elemento distintivo muy notable: el volumen. La escultura es tridimensional, se puede tocar y, en ciertos casos, rodear para observarla desde todas las direcciones. Este carácter tridimensional conlleva que la escultura posea características propias, como son el peso; el volumen, o el modo en que se desarrolla en el espacio; el movimiento y el equilibrio. Se puede distinguir entre dos tipos de esculturas, dependiendo de cómo sea su soporte. Las estatuas o bultos redondos poseen tan sólo un soporte inferior, y por tanto, pueden ser rodeadas por el espectador. Los relieves, por otra parte, están sujetos a un soporte lateral, lo que impide que sean rodeados; el espectador debe limitarse a observarlos frontalmente. Las técnicas escultóricas se dividen básicamente en dos tipos, las de sustracción de materia y las de...

Escultura

La escultura es el arte plástico tridimensional por excelencia. En él se emplean materiales muy variados, duros o maleables, para crear objetos artísticos que crecen dentro de las tres dimensiones espaciales. Las esculturas se pueden clasificar según su disposición en el espacio, según los materiales empleados y en relación a la técnica de ejecución. Según su disposición en el espacio pueden encuadrarse en tres grandes grupos: bulto redondo, que son las que forman objetos independientes; relieves, donde las formas sobresalen respecto al plano sobre el que se apoyan (pueden ser altos, medios o bajos); y las que por su monumentalidad y tamaño pueden llegar a envolver al espectador. En lo referente a los materiales empleados, todos aquellos que puedan adoptar una forma tridimensional pueden ser utilizados en la realización escultórica, por tanto es amplia la gama utilizada a lo largo de la historia, destacando la madera, el barro, la piedra (mármol, alabastro o calizas) y el metal...

Escultura barroca

Durante el periodo Barroco, al espléndido repertorio de escultura exenta que se produjo se unió el de los conjuntos escultóricos vinculados a la arquitectura, creados a raíz del auge de esta otra manera de llevar a cabo el arte del cincel. El estilo de la escultura barroca se caracteriza sobre todo por el movimiento, el realismo y la nueva concepción del bloque escultórico, el cual, a diferencia de lo que ocurría en el Renacimiento, dejó de ser uniforme y compacto para permitir que las formas se separaran y cobraran vida por sí mismas. Desde ese momento los personajes mostrarían sus emociones e inquietudes, los ropajes cobrarían una gran importancia y, por primera vez, la luz tendría en la escultura enorme trascendencia, siendo empleada para claroscuros y contrastes que dotarían a las obras de mayor expresividad. Como ya sucedió durante el Renacimiento, fue Italia el país que de nuevo marcó el camino a seguir también por esta disciplina durante el Siglo XVII. Se caracterizó...

Escultura clásica

Por escultura clásica entendemos la que tuvo lugar durante la antigüedad en occidente, entre los siglos IX a.C. y V de nuestra era, incluyendo a las civilizaciones griega, etrusca y romana. La característica principal de la escultura griega, aplicable a los tres periodos en los que se desarrolló, es la consideración de la figura humana como fin de la representación. Del cuerpo humano se extrajo el ideal de belleza formal y el conjunto como expresión de la armonía de las formas. El periodo arcaico desarrolló al principio el estilo llamado geométrico, caracterizado por la representación de figuras policromadas y realizadas a base de formas como el triángulo, para los torsos, cabezas pequeñas sobre largos cuellos, talles estrechos, y mediante un frontalismo y rigidez típicamente primitivos. Posteriormente la escultura arcaica incorporó influjos del arte egipcio, así como del micénico y minoico, que fue perdiendo conforme se aproximaba el periodo clásico. De Egipto tomó los esquemas...

Escultura contemporánea

La escultura en el siglo XX se enmarca en un panorama de Vanguardias, lleno de movimientos artísticos, artistas, escuelas y estilos. Como ya lo haría la pintura, la experimentación fue el camino a través del cual se cambió la forma de esculpir, reinterpretando y transformando los elementos, rompiendo moldes, derivando hacia la abstracción y yendo más allá del academicismo que Auguste Rodin había empezado a rechazar a finales del siglo XIX. El rumano Constantin Brancusi (1876 – 1957) fue una de las más destacadas figuras escultóricas del siglo XX. Establecido en París desde 1904, está considerado el creador de la escultura moderna. Al principio, mostró la influencia de Rodin, en cuyo estudio trabajó durante algún tiempo. Posteriormente su estilo maduró, integrándose e influenciándose de los artistas de los movimientos vanguardistas más destacados sin pertenecer a ninguno en concreto. Realizó esculturas en bronce, mármol y madera con un lenguaje que podía resumirse en un realismo...

Escultura gótica

El estilo Gótico trajo consigo la novedad de que, por primera vez desde el Románico, la escultura podía llegar a desvincularse de la arquitectura, o a interactuar con ella pero de forma más libre y autónoma. Superada la ley de adecuación al marco, los relieves fueron concebidos como esculturas de bulto redondo adosadas a la arquitectura más que como elementos que formaban parte de ella y de su aparato constructivo. Esta evolución trajo una nueva iconografía y una nueva manera de entender la figura de Cristo, concebida desde el punto de vista humano y mortal, lo que ocasionó el predominio de temas como La Crucifixión o la Pasión. A diferencia de la escultura románica, cuyo propósito consistía en inspirar el temor a Dios, el Gótico quiso transmitir valores puramente cristianos como la ternura, la felicidad o la compasión. Para ello fue también importante la figura de la Virgen, idónea a la hora de querer comunicar los sentimientos más humanos y de hacer de enlace entre los hombres y...

Escultura neoclásica

A mediados del siglo XVIII se descubrieron en Nápoles las ciudades enterradas de Pompeya y Herculano. Con su aparición se condicionó, una vez más, el gusto europeo, que ahora derivaría hacia el clasicismo. La vuelta al estudio de la antigüedad grecolatina invadió tertulias, bibliotecas, palacios y talleres con el entusiasmo y la efervescencia de contemplar el resurgir de un nuevo Renacimiento. Si se tuviera que destacar un solo nombre entre los estudiosos de aquel momento, sería el de H. J. Winckelmann (1717-1768), quien en sus años de juventud, encerrado en la magnífica biblioteca del conde de Bünau, a cuyo servicio se encontraba, adquirió un conocimiento erudito de la antigüedad. El conde lo envió a estudiar a Roma y allí fue nombrado Conservador de Antigüedades Pontificias. En Italia inició la redacción de su Historia del Arte, así como una detallada relación de monumentos antiguos. Otro nombre influyente entre los artistas y estudiosos de la época es el de G. E. Lessing...

Escultura renacentista

La referencia clásica, al igual que ocurría con otras disciplinas artísticas, fue adoptada también por la escultura. No obstante, la ausencia de una tratadística específica para escultura provocó que los modelos de representación fueran tomados tanto de la arquitectura como de la pintura. Este hecho trajo consigo cierta ralentización a la hora de romper con el estilo gótico imperante en la escultura, por lo que en las primeras obras todavía se apreciaba la esbeltez y elegancia propias de este estilo medieval. La vuelta la antigüedad clásica recuperó el desnudo, el uso de lujosos materiales, como el mármol y el bronce, y la concepción monumental de las representaciones. Los temas elegidos fueron tanto religiosos como mitológicos, al tiempo que se otorgó un gran protagonismo a la estatuaria y los monumentos funerarios. Los retratos individuales, ya fueran ecuestres o de busto, se pusieron muy de moda también durante este periodo. Durante el quattrocento, aparte de Lorenzo Ghiberti,...

Escultura románica

La escultura románica estuvo supeditada de forma plena a la arquitectura, lo que conllevó un importante desarrollo de la talla en piedra. Ello fue posible gracias a la incorporación de escultores a las cuadrillas de canteros, que serían los encargados de elaborar los relieves presentes en los diferentes elementos constructivos y decorativos, como molduras, arcos, tímpanos, capiteles, frisos o cimacios. Esto originó la aparición en el siglo XII de la escultura monumental, ligada estrechamente a las iglesias y sus programas iconográficos. El hecho de encontrarse la escultura sometida al soporte arquitectónico provocó que adquiriera dentro de éste sus formas, ajustándose las figuras a la estructura de capiteles, jambas, etc., o provocando la reducción en tamaño de las dovelas de un arco. Esta circunstancia, unida a la voluntad por parte de la Iglesia de instruir a los fieles a través de la iconografía, ocasionó que, al mismo tiempo, no se tuvieran en cuenta aspectos como la búsqueda...

Escultura romántica

“Romanticismo” es un término que se utilizó, en la primera mitad del siglo XIX, para denominar a un conjunto de valores, esencialmente dinámicos, que se oponían a los vinculados al pensamiento estático clásico, recuperado por el movimiento precedente, el neoclasicismo. Después de que el neoclasicismo impusiese una especie de norma académica que legislaba todos los estilos posibles, el movimiento romántico propugnó un nuevo ideal basado en la naturalidad de los sentimientos, que llegaron a convertirse en una forma de revolución personal y social. En escultura, los románticos intentaron romper con la uniformidad estilística impulsada por el neoclasicismo, tratando de captar el movimiento y la acción, aunque sin olvidar del todo la antigüedad. Además, incorporaron al arte muchos temas de orden histórico. Un ejemplo característico de la escultura romántica se encuentra en la obra de los artistas franceses Jean Antoine Houdon, con su Voltaire, y François Rude con su célebre...

Estatua o bulto redondo

Se dice que una obra escultórica es una estatua o bulto redondo cuando su soporte está situado en la parte inferior de la misma, levantándola del suelo. De este modo la obra puede rodearse para ser observada por todas sus partes. Desde antiguo se ha creído que las estatuas son el tipo más noble de escultura, de ahí que hayan sido empleadas en abundancia para la representación de imágenes religiosas e históricas. Se han utilizado también como medio para realizar retratos y, al igual que ocurre en la pintura, éstos no tienen necesariamente que reproducir de un modo fiel los rasgos de la persona retratada, sino que pueden incluir modificaciones que resalten determinados rasgos y cualidades de su personalidad. Esto ocurre sobre todo cuando se trata de personajes que han contado con relevancia social o histórica. A su vez se pueden diferenciar varios tipos de estatuas o bultos redondos basándose en cuáles sean las figuras que representen. Así se tendrían las estatuas ecuestres, que...